30 años del fundamental Screaming For Vengeance, de Judas Priest

Judas Priest 3

Hoy cumple 30 años uno de los álbumes definitivos del Heavy Metal. El 17 de julio de 1982 vio la luz Screaming For Vengeance, de Judas Priest, un disco lleno de canciones imperecederas, que forma parte de la trilogía imprescindible de los británicos, junto con British Steel (1980) y Painkiller (1990). Hoy es un buen día para repasarlo a todo volumen.

 

Contexto

 

Antes de ir directamente a reseñar el álbum, un poco (muy poco) de historia.

Screaming For Vengeance fue el 8º disco de Judas Priest, y la banda ya tenía 13 años de vida. No eran unos recién llegados. Además, ya habían publicado los exitosos British Steel (1980) y Point of Entry (1981), así que el mundo tenía puesto los ojos en este trabajo cuando se publicó.

El álbum fue grabado en Ibiza, en los Ibiza Sound Studios, y fue producido por Tom Allom, que ya había producido los 2 trabajos anteriores de Judas Priest y el debut de Def Leppard (On Through the Night), entre otros. Allom también había trabajado como ingeniero de sonido con Genesis (From Genesis To Revelation) y los cinco primeros álbumes de Black Sabbath, (Black Sabbath, Paranoid, Master of Reality, Vol. 4 y Sabbath Bloddy Sabbatho.

Screaming For Vengeance fue un éxito mundial desde su lanzamiento, y permitió a la banda por fin consolidarse en el mercado de EEUU, donde comenzó una gira triunfal con Uriah Heep y Krokus de teloneros. En prinicipio también se iba a contar con Iron Maiden, pero la Doncella acababa de publicar The Number of the Beast y lo de ser teloneros se les quedó pequeño. Hasta la fecha, es su álbum con mayores ventas.

 

La banda

Judas Priest lo formaban entonces:

  • Rob Halford a las voces. Uno de los mejores del género
  • K.K. Downing y Glenn Tripton a las guitarras. Junto con Harlford, los compositores del álbum
  • Ian Hill al bajo. Único miembro que ha estado en Judas Priest desde el principio hasta hoy
  • Dave Hollands a la batería, el puesto más inestable en el grupo hasta 1989, que entró Scott Travis en sustitución de Hollands, que había sido el 7º batería que había tenido el grupo

 

El álbum

 

JUDAS PRIEST, Screaming For Vengance
Columbia Records, 1982
Puntuación: 9,5/10

 

Screaming For Vengeance es un discazo. Además de ser brillante, es atemporal. Sus canciones no suenan desfasadas, y la mayoría siguen siendo himnos del Heavy Metal. Y es así desde el principio. La intro The Hellion ya anuncia algo grande. Un duelo de guitarras que pone los pelos de punta, para dar paso al primer tema, Electric Eye, que comienza con un demoledor riff, de los que hacen época. Halford hace su entrada en tonos bajos, pero suena lleno de fuerza. La batería acelera los corazones para introducir de lleno la siguiente, Riding On The Wind, en la que el cantante empeiza a lucirse por tonos imposibles, mezclándose entre una batalla épica de riffs  y solos de guitarra. Bloodstone es una pieza más machacona, con esa mezcla de Heavy y Rock marca de la casa, y un estribillo tan simple como efectivo. Robert Halligan Jr. escribió (Take These) Chains para este álbum, y no cabe duda que le sacaron provecho, aún siendo la más floja del álbum. A primera escucha no parece que tenga que ver mucho con el resto de canciones: tiene una melodía muy comercial, que seguramente buscaban para entrar en las radios americanas, pero termina por enganchar. Cierra la primera cara Pain And Pleasure, otra composición machacona, de las que le gustan al vocalista para moverse a paso lento sobre el escenario.

 


Vídeo. Judas Priest, The Hellion – Electric Eye. Live Vengeance ’82 (1982)

 

La segunda cara se abre con el tema que da título a la obra. Un tema agresivo, punzante, con Halford moviéndose por notas imposibles para las gargantas mortales. Y la joya de la corona: You’ve Got Another Thing Comin’. Un álbum inmortal no podría serlo sin su temazo archiconocido. El tema es Judas Priest 100%. Pesada y rockera, con protagonismo de las guitarras, y que se puede tanto cabecear como bailar. Como tantos singles de éxito, fue introducida como relleno y terminó robando el protagonismo al resto. El medio tiempo Fever es un buen amago de balada, que va subiendo el tono hasta casi romper cristales a su paso. Devil’s Child es un final sobresaliente, de nuevo moviéndose entre arenas movedizas de rock pesado, desafiante y burlón. Ideal para los amantes del cuero y el acero, las motos y la música a todo trapo.

Escúchalo en Spotify en este enlace y a continuación:

Tracklist de Screaming For Vengance:

1. The Hellion
2. Electric Eye
3. Riding On The Wind
4. Bloodstone
5. (Take These) Chains
6. Pain And Pleasure
7. Screaming For Vengance
8. You’ve Got ANother Thing Comin’
9. Fever
10. Devil’s Child

 
Vídeo. Judas Priest, You’ve Another Thing Comin’. Screaming For Vengance (1982)

 

Texto: Tomás Catalán (@t_catalan)
Ilustración: Andrés Miguel

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 3 = tres