Adiós a Rafa Angulo

Rafa Angulo

ADIÓS A RAFA ANGULO

 

Ayer , 27 de marzo, recibí el whatsapp que no deseaba recibir. Me quedé de piedra, leyendo aquel terrible “Para los que no lo sepáis aun, Rafa Angulo ha muerto” que una amiga enviaba a través de un grupo de esta red social. Me quedé abrumado, lleno de rabia y lo único que pude articular durante un buen rato fue un mantra de tacos desesperados que trataron de ayudarme a asumir la terrible noticia.

Para los que no lo conocieseis Rafa Angulo ha sido un auténtico agitador del panorama artístico y sobre todo musical en la ciudad de Zaragoza. La música era una de sus grandes pasiones, pero no la única ya que si algo caracterizaba a Rafa era su pasión por cada una de las cosas de esta vida. Su cabeza bullía constantemente proyectos y nuevas ideas que llevar a cabo. Algunos dirían que estaba un poco loco y realmente darían en la diana. Rafa era un loco que se entregaba con entusiasmo y vehemencia a aquello a que se dedicaba en cada momento.

 

 

Entre sus proyectos musicales más notables probablemente destacan por encima de todos el haber sido el fundador y director durante 12 años de la revista musical Mondosonoro en Aragón y a través de ella, con sus Fiestas Demoscópicas, lograr el impulso de artistas y bandas que hasta entonces casi nadie conocía en la ciudad. Además dirigió el sello King of Patio y fundó Fantasma Producciones de modo que nombres como BIGOTT, BIG CITY o EL COLUMPIO ASESINO (entre otras muchas que ahora olvido) le deben mucho al bueno de Rafa que apostó por ellos desde el principio. Era relativamente fácil de ver pinchando bajo su alias, Rey Mugre, en cualquier local de la ciudad o impulsando proyectos como las Fiestas del Tubo zaragozano. No había nadie que no conociese a aquel calvo, flacucho, tatuado y barbudo que iba llenando de ilusión y frenesí el mundillo musical de la ciudad y que iba repartiendo besos y abrazos por allí por donde pasaba.

En 2011 decidió dar un giro radical a su trayectoria y se trasladó a la lejana isla filipina de Malapascua. “Aquello es el paraíso”, me aseguró más de una vez. Pero aquel paraíso se tornó en auténtico infierno en noviembre de 2013 cuando el mayor tifón de la historia que hubiese tocado tierra, el conocido como Yolanda, devastara la isla por completo. Rafa sufrió aquella experiencia traumática y enseguida se puso manos a la obra en las tareas de reconstrucción del lugar. De hecho impulso un proyecto para recaudar fondos con intención de reconstruir una escuela infantil para los niños de la zona. Eso lo hizo retornar a Zaragoza y nos permitió disfrutarlo por última vez entre nuestras calles, locales y bares. Rafa regresó a comienzos de noviembre del pasado año a su paraíso en Filipinas y ayer mismo, con tan sólo 43 años, nos enteramos de que allí se quedaría para siempre.

El mundo del arte y de la música en particular ha perdido a un gran tipo, al que la mayor parte le tienen muchísimo que agradecer por su pasión y por su entusiasmo. Ahora nos toca llorarlo y lamentar su terrible ausencia, aunque quizás deberíamos de felicitarnos al tener la certeza de que allá donde ahora esté seguro que ya está maquinando un nuevo proyecto indudablemente relacionado con la música o con cualquier otra cosa que a él le apasione, volviendo un poco tarumba a los que estén junto a él, al tiempo que los encandila con sus maravillosos besos y abrazos llenos de sinceridad y afecto verdadero.

¡Adiós Rafa! Fue un placer y un honor el haberte conocido.

 

Texto: David Marteles
Ilustración: Andrés Miguel 

 

Video. Julio de la Rosa, Un corazón lleno de escombros

One thought on “Adiós a Rafa Angulo

  1. Pingback: Insolenzia + Zancada: Crónica y fotos de su concierto en Zaragoza (Las Armas) 28/03/2015 | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 + = cinco