Battle Beast + Majesty + Gyze: Crónica de su concierto en la sala Penélope (Madrid) – 11/03/2017

battle-beast-band

BATTLE BEAST nos está acostumbrando a verles año sí y año también; pocos meses después de su última actuación en España en 2016 (ROCK FEST BARCELONA) anunciaban una gira nueva europea como cabezas de cartel en la que presentarían su último trabajo, Bringer of Pain. Tras su paso por éste festival y por algunas de las ciudades principales de la península como teloneros de POWERWOLF, los finlandeses ganaron un gran número de seguidores que se ha hecho notar sobremanera en los conciertos de la semana pasada, rozando el límite de personas de la sala Penélope (Madrid). Junto a BATTLE BEAST, pudimos disfrutar de MAJESTY, que vinieron a presentar su último disco, Rebels; y de GYZE, un trío de nipones con mucho talento.

GYZE
6.5/10

 

Aún no había demasiada gente en la Penélope cuando la banda nipona empezó su espectáculo. Pese a que el estilo Death Metal Melódico no tenía demasiado que ver con el de BATTLE BEAST o MAJESTY, ni desencajaron ni decepcionaron. Tuvieron una actitud muy buena durante todo el concierto e interactuaron con el público, llegando a pedir un circle pitque (algo ignorado) que encendió los motores de unos pocos.

 


Vídeo. Gyze – Desire

 

Hubo problemas menores que se solucionaron rápido, como la desconexión del cable de la guitarra de Ryoji en el último estribillo de In Grief. Como única pega, diría que aunque empezaron muy fuertes, los temas terminaron haciéndose monótonos, pero como no tuvieron más de media hora no llegaron a aburrir.

 

 MAJESTY
8.5/10

 

Poco después y con una sala mucho más llena, y con alguna cara conocida (como la de Christian Gálvez, de Pasapalabra), salieron al escenario los alemanes MAJESTY. Nos presentaron Rebels, un disco recién parido y muy buen recibido por todo el que lo haya escuchado. Fue la primera visita a España de la banda y con total seguridad terminaron el concierto con más de un fan nuevo, con un estilo muy similar al de los américanos MANOWAR.
El sonido en los primeros temas fue algo pobre, sobre todo por una de las guitarras, pero tras un par de canciones los problemas fueron solventados y sonaron bastante bien. Llamaron la atención del público desde la primera canción, Die Like Kings, y la emoción del público, al igual que el entusiasmo de la banda, fue creciendo canción a canción.

 


Vídeo. Majesty – Rebels  of Our Time

p style=”text-align: justify;”>Fue un concierto potente, enérgico y lleno de estribillos pegadizos y fáciles de aprender sobre la marcha, así que el público acabó cantándolos aunque nunca antes hubiesen escuchado nada del heavy metal de MAJESTY.
Tan solo nueve temas fueron descargados en esta noche de sábado, pero vinieron la mar de bien para caldear el ambiente antes de los monstruos finlandeses BATTLE BEAST.

 

Su setlist fue:


BATTLE BEAST
9.5/10

 

Tras una no demasiada larga espera, por fin llegó lo que todo el mundo esperaba: BATTLE BEAST, una de esas bandas que jamás decepciona en directo. Vinieron a presentar su último álbum, Bringer of Pain, que aunque no convenció del todo a los fans más antiguos por la diferencia de estilo entre este disco y el primero, no fue motivo para faltar a este gran evento. Si en estudio Bringer of Pain no les convenció, sí que lo hizo su directo. Los temas de BATTLE BEAST en directo suelen sonar algo más cañeros que en el disco y el vozarrón de la acertadísima Noora Louhimo, que no falló ni una nota en toda la noche, no dejó indiferente a nadie, así que al final todo el mundo salió queriendo volver en directo a la banda cuanto antes.
Battle Beast 1
Comenzaron el concierto con la misma canción que abre el último álbum, Straight to the Heart. Poca gente se sabía el tema porque el disco salió hace muy poco tiempo, pero aun así la sala entera saltó a ritmo de uno de los mejores estribillos de las canciones del Bringer.

Es cierto que Noora es actualmente una de las mejores cantantes del metal, pero sería injusto resumir a la banda en la cantante, por mucho talento que tenga. El buen rollo y la grandísima conexión que tienen los integrantes de BATTLE BEAST se ve en el escenario, y el público, además de notarlo, termina contagiándose. El sonido fue muy correcto de principio a fin, y la actitud de la banda, de diez.

 

Battle Beast - Madrid - 3

Bringer of Pain y Familiar Hell fueron los dos temas siguientes. Es cierto que no había mucha gente que se supiera las letras, pero como en el tema que abrió el concierto, eso no impidió un headbanding general y unos cuántos gritos de júbilo muy merecidos.

Tras estos tres nuevos temas, llegó uno del ábum Battle Beast: Into the Heart of Danger. Es una canción que gusta mucho en directo, que sirve para descansar de la tralla que dan y que gusta al público en general. Además es un tema que encaja mucho con el que le siguió, We Will Fight, que aunque no se parezcan demasiado, sí comparten ese ritmo de descanso.

Llegó el primer clasicazo de la banda, Let it Roar, seguido uno de sus mayores hits, Black Ninja. Son dos temas que tienen registros de voz muy distintos, pero Noora los defendió a capa y espada. Da gusto ver la facilidad que tiene para cantar Black Ninja teniendo en cuenta que le costaba bastante llegar a las notas más altas las primeras veces que la cantó en directo (igual que Iron Hand). La calidad vocal de Noora va en aumento, y esperemos que el ritmo se mantenga.

De nuevo, turno para la balada que nos dio un respiro a los que necesitábamos un poco de relax. La preciosa Far From Heaven sustituyó a Sea of Dreams, la balada que estuvo presente en todos los setlist de las anteriores giras de la banda, y por muy bonita que sea la canción del Unholy Savior, no se echó de menos. Se apagaron las luces y, cuando se volvieron a encender, apareció una Noora encapuchada dispuesta a darlo todo con el tema de Bringer of Pain que canta con el mismísimo Tomi Joutsen, hablamos en concreto de Lost in Wars. Hubiese sido una pasada tener al cantante de AMORPHIS en la Penélope; en su lugar, fue el teclista Janne Björkroth quien ocupó el segundo micro. La verdad sea dicha: fue una pasada. Un tema muy distinto a lo que BATTLE BEAST nos tiene acostumbrados, pero fue uno de los momentos de la noche sin ninguna duda.

 


Vídeo. Battle Beast – Out of Control 

 

Hay bromas que la primera vez hacen gracia. La segunda puede que también, pero una tercera… Si hay algo que BATTLE BEAST tiene que cambiar por pura monotonía, es la broma en la que hacen que Janne se beba una cerveza entera a ritmo de la Marcha Imperial de Star Wars. Llevan cuatro años haciendo lo mismo y aunque a los fans que les vean por primera vez les encante, al final termina siendo bastante repetitivo. Tal vez sean conscientes de esto porque a la marcha imperial le añadieron un amago de un cover de MANOWAR que terminó siendo un estribillo de una canción conocida por todo el mundo, sea cual sea tu género musical favorito: el villancico Last Christmas, de George Michael. De todas formas, el bajista Juuso Soinio le dijo a un fan a través de twitter que harían un cover de una banda de metal en una edición especial japonesa, de la que aún no se sabe nada, así que tal vez no sea descabellado pensar en alguna canción de MANOWAR interpretada por los de Finlandia.

Como ya se olía, después de esto vino la imprescindible Iron Hand, y seguida de ésta, Touch in the Night. En el anterior tour Noora hacía algo que no me gustaba demasiado: en el último estribillo de Touch in the Night se limitaba a alargar la palabra “night”, dejándonos el resto de la letra a nosotros. Esta vez lo cantó entero y, de nuevo, sin que se le fuera la voz ni una sola vez.

 

Battle Beast - Madrid- 2

 

Tras este “disco metal”, como ellos dicen, vino el “fitness metal” de Bastard Son of Odin. Fue una de las canciones en las que más saltos hubo en todos los estribillos. Es perfecta para escuchar en directo, y más aún si va seguida de otros dos de los temas más importantes de la banda: Enter the Metal World y Out of Control, canción con la que solían cerrar en otras giras.

 

Apagaron las luces, abandonaron el escenario y se volvieron a encender. Al poco tiempo salieron de nuevo para tocar los dos últimos temas de la noche, ambos del Bringer of Pain.

 

King for a Day es una de las canciones del último álbum que más han gustado. Es un tema agresivo que toca el tema de la corrupción, así que es normal que la sala entera gritase a pleno pulmón cada uno de los King for a day del estribillo a la vez que ponían el puño en el cielo. Es sin duda un hit intocable en los setlists de los próximos años.

 

Battle Beast 1

 

Para terminar, tocaron otra de las mejores canciones del disco, en mi opinión la mejor que han hecho hasta la fecha: Beyond the Burning Skies. Cerró de forma sobresaliente un concierto de matrícula de honor que tiene como única pega la exclusión de demasiados temas antiguos. El nuevo disco es muy bueno, y en directo es incluso mejor, pero es cierto que tal vez sea algo abusivo que más de la mitad de las canciones del setlist sean de un solo álbum. Aun así todo el mundo salió con ganas de repetir lo antes posible, y esperemos que podamos hacerlo aunque sea en algún festival. BATTLE BEAST no paran de demostrarnos concierto tras concierto que es una de las bandas de metal que más importancia va a tener en el futuro, tan solo dadle unos pocos años más y os lo demostrarán con creces.

 

Su setlist en Spotify es: (Faltan Iron Hand/Enter the Metal World)

Texto: Luis Sánchez
Fotos: BATTLE BEAST de archivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


+ tres = 4