Bon Vivant: Un Juego de Ti (Crítica de discos)

BON VIVANT: Un Juego de Ti
Autoproducido, 2015
8/10

 

Tras el nombre Un Juego de Ti se esconde el primer elepé de BON VIVANT. Seguramente, muchos de nuestros lectores madrileños ya conocerán de sobras a este incipiente trio de Rock Melódico, ya que sus travesuras en la capital de España han sido muy sonadas y comentadas. Pero para el resto, comenzaremos por decir que se trata de un combo creado en 2013 por Javier Balmoral y Borja Bueno tras su marcha de NIÑA MALVADA. Lejos de abandonar la escena musical, en su cabeza sólo estaba la idea de emprender una nueva aventura recuperando el sonido de los grupos que más marcaron su juventud, como WHITE LION, WHITESNAKE u otros monstruos del género. A ellos se unió rápidamente el vocalista Charly López, quedando definitivamente establecida la formación de BON VIVANT.

Un Juego de TiTras un epé lanzado en 2013 (Poquito a Poco), los tres músicos se enfrascaron en la labor de componer su primer larga duración, trabajo que finalmente ve la luz en 2015 y que llega para arrancar sonrisas, repartir esperanza y hacer pasar un buen rato; esa es la principal intención de BON VIVANT y la mejor descripción de Un Juego de Ti. Sin más etiquetas que Rock (melódico, si nos empeñamos en buscar un apellido), la joven banda nos ofrece doce cortes llenos de frescura, fabulosos estribillos y un exquisito gusto por la melodía y la clase. Cuando uno llega al final, además de querer darle al botón “Repetir” de forma instintiva, se queda con un buen rollo innegable y con unas sensaciones más que positivas, algo que merece la pena experimentar en estos tiempos tan chungos.

Pero vayamos por partes; empecemos por el nombre del conjunto. El termino francés “bon vivant” representa a un tío que sabe apreciar la buena comida, los coches caros, las chicas guapas  y todos los placeres que la vida nos puede brindar. Esto les pega; sin duda, estamos ante un grupo que cuida con mucho detenimiento la puesta en escena y la actitud, factores, ambos, que se ajustan como un guante a sus composiciones. En sus letras hayamos todos estos componentes, además de la superación, la alegría o los sueños, funcionando formidablemente con temas fáciles de escuchar, pegadizos y con mucho “feeling”. Las cuidadas líneas vocales brillan incesantemente, mimadas, trabajadas y hechas para agradar por su sutileza. Todo está francamente bien medido y encaja como un divertido puzle.

Entre los cortes del compacto cabe destacar Felicidad, La Penúltima, Un Poco de Ti, Volver a Creer o Aún Estás más Cerca como los más enérgicos y cañeros. El Hard Rock más suave asoma en varios tramos de estas canciones, y aunque en ellos existe  una buena dosis de guitarra, BON VIVANT  nos la ofrece siempre con una distorsión muy controlada; nada de estridencias. Me quedo especialmente con el primero, Felicidad, que se instala en tu mente para hacerte repetir una y mil veces su infatigable estribillo, tan simple como un “Uo Uo Uo…”, y perdonen la onomatopeya, resultando como un algodón de azúcar. Imposible describir el positivismo que trasmite. Probablemente sea de las más acertadas y potentes del disco, un indudable “hit”.

El Son de Sus Alas abre la obra y es el primer single de la misma. Describe y aglutina casi todos los elementos que la banda nos va servir en el cedé. Es como un menú muy elaborado en el que ya nos damos cuenta que calidad, talento y buenas maneras no nos van a faltar.

Otros momentos más pausados los tenemos en Soy, Sueña Bonito (tan diferente como emotiva), Si Somos Dos (otro sencillo triunfador) o Calíope. Dejo aposta esta última para el final, ya que su carga de teclados, inspirados en el A.O.R. más auténtico, hará las delicias de los fans del género. En ella, un coro de niños tararea, en la parte final, otro de los potentísimos estribillos del elepé. La acertadísima distribución de los cortes consigue que la escucha sea como una caja de bombones: nunca sabes lo que te va a tocar.

Darlo Todo y Ahora Que no Estás son las dos baladas imperdonables de Un Juego de Ti. Fundamental esta última, que pone el broche de oro a los cuarenta y cinco minutos de la obra, que, todo sea dicho de paso, transcurren en un abrir y cerrar de ojos.

La producción del álbum es “blandita”, abierta, de manera que cualquier amante de la buena música se podrá acercar a él.  Por otro lado, hay que señalar que el trio ha estado acompañado en la grabación de Un Juego de Ti por muchos amigos, como Rafa Martin, Joaquín Padilla (IGUANA TANGO), Ignacio Prieto (EDEN LOST) o Julio Rubio (ELYTE), entre muchos otros, dando un toque variado y coral al compacto, otro aspecto que le da más relumbre todavía.

 


Vídeo – BON VIVANT – El Son de Sus Alas

 

En definitiva, la ópera prima de BON VIVANT es una apuesta segura para los seguidores del Rock más melódico, pero también para los que gusten de relajar sus oídos con propuestas mucho más accesibles y despreocupadas; sin pretensiones, sin virtuosismos (aunque ojo a los no escasos solos), este disco es ideal para botar, disfrutar y emocionarse.  Miran a América, planean la versión en inglés, y, por si esto fuera poco, aguardan al otoño para llevarse de calle a la audiencia española con sus famosas descargas en directo. Prometen emociones fuertes.

 

Texto: José Manuel Taboada
Ilustración: Andrés Miguel

 

Tracklist: (puedes escucharlo en Spotify al final del archivo)

  1. El son de sus alas
  2. Calíope
  3. Felicidad
  4. Soy
  5. La penúltima
  6. Darlo todo
  7. Sueña bonito
  8. Volver a creer
  9. Un poco de ti
  10. Si somos dos
  11. Aún estás cerca
  12. Ahora que no estás

 

Formación:

  • Charly López: voz, coros y violines
  • Borja Bueno: batería y coros
  • Javier Balmoral: guitarras y coros

 

Más información de BON VIVANT:

 

One thought on “Bon Vivant: Un Juego de Ti (Crítica de discos)

  1. Pingback: Entrevista a Borja, de BON VIVANT: Un juego de ti es un disco muy asequible, que luego en directo defendemos de una forma un poco más agresiva | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 − dos =