Childrain: A Fairytale For The Descent (Crítica de Discos)

Childrain

 CHILDRAIN, A Fairytale For The Descent
Autoeditado, 2013
7’5/10

 

Nunca es tarde si la dicha es buena y más vale tarde que nunca. Empezamos esta reseña de A Fairytale for the Dissent (2013) apoyados en el sabio refranero español, porque a pesar de quedar impresionados hace meses con esta banda vitoriana, no habíamos dedicado el tiempo merecido a su tercer trabajo de estudio hasta hoy.

CHILDRAIN es una formación vasca creada en 2008. Tan solo un año después vería la luz un EP llamado A Place Between Hell and Heaven (2009). Continuaron su andadura con paso firme, y su primer larga duración, Life Show (2011), les llevó a telonear a artistas de la talla de NAPALM DEATH o SOULFLY entre otros. Igualmente, llegaron a la fase final de importantes concursos como el Villa de Bilbao o los organizados por los festivales Resurrection o el mítico Wacken alemán.

La primera toma de contacto con ellos la tuvimos cuando vinieron con sus paisanos SOZIEDAD ALKOHOLIKA a Zaragoza (lee la crónica). No es casualidad que la otra escuadra con el mejor directo del estado, HAMLET, los volviera a elegir meses después para abrir sus descargas (puedes leer nuestra crónica en el siguiente enlace). Fue de esa manera, teloneando a los madrileños, cuando se cruzaron en nuestro camino de nuevo.

Indiscutiblemente, el quinteto alavés es una apisonadora en las tablas. En su segunda visita a la capital del Ebro trajeron bajo el brazo, y estrenaron, A Fairy Tale For The Descent, su nuevo vástago musical. Tuvieron el acierto de editarlo en formato promocional y ponerlo a la venta por tres euros. Ni que decir tiene que los CD´s volaron y vendieron una gran cantidad de ellos. La revista RockZone también regaló 8.500 copias del mismo, CHILDRAIN está convencido de su potencial y lo quiere demostrar.

En la primera escucha el compacto te deja francamente satisfecho. Suena fresco, entretenido y con muy pocas fisuras o puntos flacos.

El nivel de sonido y producción es tremendamente bueno, ha sido masterizado por Mika Jussila, (CHILDREN OF BODOM, STRATOVARIUS…) y eso se nota. A pesar de ello, tras haberles visto en vivo, creo que no refleja al 100% toda la energía que transmiten en sus shows. En cierto modo, esto se puede deber a la voz de Iñi, de la que hablaremos más tarde, y que en el plástico aparece ligeramente más cuidad y limpia (en los tramos que corresponde), de lo que lo hace en sus explosivas actuaciones. En general su directo es más crudo, más salvaje.

Su estilo está a medio camino entre el Metalcore, el Death Metal Melódico y tintes de Groove Metal. La mezcla es sobradamente conocida, la base del Metal extremo se adereza con el Hardcore melódico, dando como resultado unos contrastes muy vistosos. En mi opinión, la garganta de su frontman hace que también recuerden a los IN FLAMES del Come Claity (2005) o Reroute To Remain (2002). Algunas partes más melódicas y esa voz un tanto arenosa, son comparables a las de Anders Fridén. Además, las melodías de guitarra de canciones como Silence as a Medicine, acertadísima y pegadiza, o Decepcion, están influenciadas en cierta medida del sonido Gotteborg. Estas son sin duda mis favoritas.

Los abrasivos riffs de Iker y Alvaro se unen a la velocidad de Mikel en la batería,  que respaldados por Iban al bajo, crea un bloque sólido y compacto. La mayor parte de las pistas poseen un tempo elevado, trepidante, haciendo que no haya momentos de relax. Es un derechazo directo y conciso. La rapidísima A Wave To The Expendable se encarga de abrir el LP. La labor de Iñi en este punto es esplendida, pasa de las tesituras más graves y roncas a las limpias en apenas segundos, mostrando un amplio espectro de tonos. (Aspecto que se repite constantemente en todo el disco).

Utilizan el inglés como idioma para cantar, salvo Embajadores de Hipocresia y algunas frases sueltas de otras canciones, que lo hacen en castellano. Cabe destacar, por ser algo diferentes, The Enemy y The Awakening, ambas más pesadas y menos rápidas, al igual que varios estribillos del CD. En el resto del trabajo el esquema es similar, aunque cada corte tiene sus propios argumentos y no es para nada reiterativo o aburrido. Temas como The Wolf o Kingslayer atesoran grandes tramos de Metal Extremo.

 

Vídeo – CHILDRAIN – Silence As A Medicine

 

Personalmente, opino que empezamos a estar saturados por el género llamado Metalcore, pero a la vez hay muchas formaciones destacables que defienden su música de manera sensacional. Este es el caso de CHILDRAIN, que sin inventar nada han presentado un discazo de principio a fin. Evidentemente, Fairytale For The Descent es completamente internacional, si tienen un poco de fortuna no sería de extrañar que los viéramos próximamente dando el salto al Viejo Continente, y una vez descargan toda su rabia en un escenario, convencen a la primera.

 

Texto: José Manuel Taboada

Ilustración: Andrés Miguel

 

 Tracklist: (Puedes escuchar el CD en Spotify al final del artículo)

  1. A Wave To The Expendable
  2. Kingslayer
  3. The Enemy
  4. In Defiance Of
  5. The Denial
  6. Silence As A Medicine
  7. Confined
  8. The Wolf
  9. Interlude I
  10. Deception
  11. Interlude II
  12. Embajadores de Hipocresia
  13. Awekening

Formación:

  • Iker – Guitarra
  • Iñi – Voces
  • Mikel – Batería
  • Iban – Bajo
  • Alvaro – Guitarra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − = 0