Crónica del concierto de Machine Head y Darkest Hour en Pamplona (Sala Tótem) 16/11/2014

Machine Head 4

MACHINE HEAD + DARKEST HOUR
Villava (Pamplona), sala Tótem. 16 noviembre 2014

 

La de MACHINE HEAD por nuestras tierras el pasado fin de semana era una de las giras más importantes del año en el circuito de Metal. Incluso también podríamos trasladarla al ámbito internacional. Los norteamericanos se encuentran en su punto álgido de popularidad, y a día de hoy se encuentran liderando la oleada de bandas surgidas desde los 90, junto con otros nombres como LAMB OF GOD, MASTODON o, ya a mayor escala, SLIPKNOT (las formaciones europeas no suelen gozar de tanta fama a nivel global, salvo honrosas excepciones como RAMMSTEIN). Están en el siguiente escalafón tras los grandes clásicos de siempre, sin aspirar a pabellones y grandes recintos (al menos en nuestro país), pero que en las dos últimas giras por nuestras principales salas han evidenciado que se les quedan pequeñas.

En esta ocasión,sold out” en La Riviera de la capital con varios días de antelación, y si en Barcelona y Pamplona quedó alguna entrada disponible, serían cifras anecdóticas. En ese punto está la formación liderada por Robb Flynn, de la que si se albergaba alguna duda quedaría disipada este finde, tras su arrollador e incuestionable éxito en cada una de sus tres actuaciones en España. Un triunfo tanto en taquilla como en escena, donde se volvieron a mostrar como auténticos titanes.

 

DARKEST HOUR
6/10

 

Tras la baja de DEVIL YOU KNOW como invitados en la gira de MACHINE HEAD, el papel de teloneros se lo quedaron en exclusiva los también norteamericanos, DARKEST HOUR. Cada vez es más habitual  la presencia de formaciones de Metalcore en los carteles de bandas como MH o IN FLAMES, por citar otro caso reciente, con las que personalmente no encuentro muchas similitudes.

Darkest Hour

Sin embargo, los parecidos que encuentro entre cada banda de Metalcore que me cruzo, son innumerables. Obviamente es un género que apenas sigo, y en el que presento muchas lagunas. No me considero muy capacitado para juzgar correctamente la actuación de DARKEST HOUR  el domingo en Villaba, pero sinceramente no despertaron mi interés en ningún momento.

Y no porque lo hicieran mal, para nada. Creo que defendieron con solvencia sus canciones y demostraron cualidades para el directo, pero no les distinguí  absolutamente  nada que pudiera distinguirlos del resto en un género muy sobresaturado en los últimos años, y preocupantemente conservador, que repite sus patrones hasta la saciedad.

 


Vídeo. DARKEST HOUR – The Misery We Awake (Darkest Hour,2014)

 

Ya digo que no fue una mala actuación, DARKEST HOUR cumplieron. Y quizás hubieran destacado más esa noche ante otro público más afín (que no nos engañemos, se contaban con los dedos de la mano), pero que tampoco ayuda quesu propuesta de los de Washington sea la misma que la de millones de bandas de Metalcore que han llegado antes. Dudo que alguien se acuerde hoy  de ellos, fueron poco trascendentes.

 

MACHINE HEAD
9/10

 

Con más de 20 años de trayectoria, MACHINE HEAD siempre han gozado de una posición privilegiada, desde que su potentísimo debut Burn my eyes (1992) sacudiera la escena, y los pusiera en boca de todos los seguidores del Thrash, Death, Groove o cualquiera de las vertientes más agresivas del Metal.  No se libran de su particular etapa más oscura o confusa en el pasado (¿y quién está libre de pecado?), pero desde que se redescubrieran a sí mismos hace cosa de una década, con la entrada del guitarrista Phil Demmel  y el giro sonoro que mantienen desde Through the Ashes of Empires (2003), la banda no ha parado de crecer, y a pasos agigantados gracias lanzamientos como The Blackening (2007) o Unto the Locust (2011), considerados obras maestras del género en este nuevo siglo;  y un directo sencillamente implacable, con una intensa fuerza implícita y una gran comunión con sus fans.

Con su nuevo disco, Bloodstone & Diamonds, parece que ha quedado en entredicho esta constante. Por primera vez en muchos años, la banda californiana se ha encontrado con opiniones divididas sobre su trabajo en el estudio. Aunque también es cierto que la aceptación va creciendo mediante pasan los días. No entra muy bien de primeras, al menos no tan directo como sus predecesores, pero gana con las escuchas. Eso sí, queda lejos del nivel de sus mejores obras, lo cual tampoco es tan alarmante en realidad. Hay que asumir que cada nuevo disco no puede ser de 10.

Y, los músicos, no viven en mundos paralelos. Saben cuando tienen entre manos un sencillamente buen trabajo, como puede ser este Bloodstone & Diamonds, y cuando han escrito uno de sus mejores discos. Hace tres años, por las mismas fechas, MACHINE HEAD  también se presentó en España con un nuevo disco bajo el brazo recién editado, Unto the Locust. Se componía de 7 canciones, de las cuales 5 eran fijas en el setlist de esa gira, que presentaba un total de 14 temas. Y si una noche lo estiraban a 15, la invitada era una sexta del entonces nuevo LP. Para esta gira, Flynn se ha decidido por 3 de las 12 canciones de Bloodstone & Diamonds, no más, tocando entre 13 y 15 temas cada noche en España. A mí por lo menos me parece bastante revelador en ese sentido.

El resto de repertorio, muy equilibrado, repasando prácticamente todos sus discos. Sólo obviaron The Burning Red (1999), curiosamente su segundo álbum con mayores ventas, tras su debut. A pesar del éxito de este trabajo (también genera mucha diversidad de opiniones, aunque para varios fans es su favorito de la banda), The Burning Red representa unto con Supercharger (2001) la época más confusa de MACHINE HEAD, marcada por abrazar abiertamente el Nu Metal, entonces en plena explosión; así que no es de extrañar que sólo tocaran la gran Bulldozer, del segundo de estos dos discos.

 

Machine Head

 

Para esta gira han recuperado Bite the Bullet, de Through the Ashes of Empires. Una decisión muy acertada, que reivindica un álbum fundamental para la banda, y que en los últimos años parecía sólo incluir el hit Imperium, mi favorita, y que siempre me parece muy tempranera en el setlist, y que sus primeros acordes ya provocan el delirio más absoluto entre sus seguidores. Su otro himno, Davidian (y para muchos el auténtico), también se ha visto adelantada en el orden. De cerrar sus conciertos a dar paso a los bises, en favor de Halo, que en la anterior gira Flynn ya intentó “colárnosla” como el nuevo himno que defina al grupo. Es uno de ellos, sin duda, y ¿por qué no cambiar de vez en cuando? Pero creo que los galones de Davidian pesan todavía mucho más que los de cualquier tema de la discografía de MACHINE HEAD.

 


Video. Machine Head, Now We Die

 

La banda está a un nivel en directo espectacular. Disfrutan y se esfuerzan en hacer partícipes a cada uno de los asistentes. Su comunión con el público es total. También hacen gala de su virtuosismo como músicos, especialmente en las composiciones más recientes, las pertenecientes a la última década. Pero, sobre todo destaca en General. Robb Flynn transmite una energía y un buen rollo como nadie, a pesar de que sus “obligaciones” con la guitarra y el micrófono no le periten moverse demasiado. Estamos ante uno de los frontmans más carismáticos del Metal en los últimos años, al tiempo que también uno de sus mejores compositores.

Como en la gira anterior, salí del concierto de MACHINE HEAD haciéndome prometer a mí mismo que no me perderé su próxima visita a los escenarios españoles. Sea donde sea. Si un grupo merece una escapada, es este. Y muchos de nosotros, además, por fin pudimos tres años después quitarnos la espina de su accidentado paso por el Sonisphere  2012. Esta vez  escuchamos todo, y si no fue así era porque estábamos cantando con ellos.

 


Setlist en Spotify

 

Texto: Tomás Catalán (@t_catalan)
Ilustración: Andrés Miguel

One thought on “Crónica del concierto de Machine Head y Darkest Hour en Pamplona (Sala Tótem) 16/11/2014

  1. Yo estube viendo a esta magistral banda ese día en Pamplona. He de decir que tenia ganas de verles, pues hasta la fecha no he podido acudir a ningún show de ellos por motivos laborales y por quedarme a las puertas de la extinta sala Jam por falta de entradas. El concierto estuvo muy bien, pero me esperaba algo mas de ellos, y ellos esperaban mas del publico, que en mi opinión estuvo de lo mas parado y frío que he visto en años. Rob Flynn hizo algún comentario al respecto y creo que a este le sorprendió la frialdad del publico asistente. Me imaginaba un festival lleno de circle pit, poros, etc pero nada de nada. Hay que reconocer que un Domingo no es lo mismo que un Viernes o un sábado, pero sinceramente me impresiono, vuelvo a repetir la frialdad de la audiencia allí presente. Por lo demás, espero volver a verles si por estas tierras vienen algún día, pues considero a Machine Head una sensacional banda en disco y sobre todo en directo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 × nueve =