Dark Moor: Crónica de su concierto en Sala Arena (Madrid) – 4/3/2017

DARK MOOR llevaba tiempo preparando su 20 aniversario. Un evento especial, un concierto único y diferente para una banda con diez discos a las espaldas. Se dice pronto. Para el mismo se había anunciado una lista de invitados muy jugosa; llena de oportunidades para aquellos que, por nuestra edad, estuvimos muy lejos de poder disfrutar en directo de sus primeros años. Por mucho que la banda madrileña haya realizado auténticas obras maestras durante todo su recorrido musical, no se pueden obviar unos años que gloria que firmaron dos de los mejores discos de power metal que quien escribe ha escuchado jamás. Además, DARK MOOR llevaba mucho tiempo sin subirse encima de un escenario, por lo que la ocasión se antojaba magnífica para volver a tomar contacto con los fans. ¿Cómo fue este repaso por la discografía de la banda? Vamos a verlo.

En primer lugar, debo dejar claro que nunca antes había podido disfrutar del grupo en directo. Por unos motivos o por otros, no son una banda que se deje ver demasiado por los escenarios de nuestro país. Tenía muchas ganas de disfrutarlos sobre las tablas, y más aún con un repertorio basado en toda su discografía. Sí sé de buena tinta que DARK MOOR siempre han apostado en los conciertos, con valentía, por los temas del álbum que presentaban en el evento correspondiente. Esto demuestra una fe enorme en sus últimas publicaciones. En sus shows los temas de álbumes anteriores representaban un espacio más reducido del repertorio. Y, además, no es nada común que se animen a interpretar canciones de la época con Elisa. Todo eso cambió anoche, y el resultado fue estupendo.

 

PEQUEROCKERS
SN

 

Sin embargo, no nos adelantemos. La velada no empezaba con la banda madrileña, sino con unos teloneros muy originales y encantadores. Hablamos de los PEQUEROCKERS. Una banda formada en la Yamaha Rock School de Madrid por alumnos de Enrik, con edades entre 8 y 11 añitos. Cinco chicos a los instrumentos y una chica a la voz, mostrando una ilusión, un desparpajo y unas caras de felicidad que emocionaron a más de uno, incluido servidor. Salieron vestidos para la ocasión, con sombreros a los sureño y gafas de sol, un look muy divertido. Además de demostrar que están muy bien entrenados con sus instrumentos, sonando compactos en todo momento y tocando muy bien, lo más importante fue verlos disfrutar de esa manera. Con nervios, pero también con muchísima actitud y ganas de animar al público, de pasarlo bien. Crearon un momento diferente, precioso, algo que yo nunca había vivido en un concierto. Interpretaron cuatro temas clásicos del rock: Love me do, Highway to hell, Eye of The Tiger y We will rock you. Suficientes para dejar muy claro que tienen mucho futuro. Como no podía ser de otro modo, los chicos salieron a hacerse la foto finish con DARK MOOR al terminar el concierto, y disfrutaron exactamente del mismo sonido que los madrileños.

En este caso no voy a puntuar la actuación, a pesar que es habitual en esta página web dar una nota a todos los grupos, sean teloneros o cabezas. Y no lo hago porque esa nota pudiera ser mala, ni muchísimo menos. Sería estupenda. Sin embargo, quien escribe piensa que, cuando uno tiene 10 años, en todos los aspectos de la vida, las notas no hacen más que daño. No aportan nada. Encasillan y marcan aspectos de todo tipo en un mísero número. Lo importante en este caso es que los chicos aprendieron. Disfrutaron, vivieron algo que recordarán siempre. En eso hay que quedarse. Y encima lo hicieron muy bien. Así que, si alguna de las criaturas lee este texto, o llega a alguno de sus familiares (con los que tuve oportunidad de hablar fuera, y que me contaron como vivían los niños esta oportunidad que Enrik les había dado), enhorabuena. Seguid por este camino. No dejéis de soñar.

 

DARK MOOR
9/10

 

Llegaba el momento que todos estábamos esperando. Previa presentación, salía la banda a escena. En primer lugar, el nuevo teclista, Pablo Sancha. Tras él, Roberto, Dani y Enrik. Por los altavoces comenzó a sonar The Magician, la introducción orquestal de “Tarot”. Y, como no podía ser de otro modo, anticipaba la misma canción que en el álbum de 2007. The Chariot abría la velada de la mejor manera, con un público participativo y con la banda sonando magnífica. Toda la noche disfrutamos de un sonido de mucha calidad, nítido, donde se distinguían todos los instrumentos muy bien. Berenice Musa, con túnica incluida, aportaba su voz a muchas corales, mientras otras se disparaban, como es habitual. Una pantalla al fondo del escenario fue representando vídeos e imágenes acordes a las diferentes canciones. Interpretado el primer clásico, visitábamos Proyect X, el último trabajo del grupo. Sonaba Beyond the Stars, con esa melodía de guitarra tan coreable y esos teclados marca de la casa. Tras ella volvíamos a retroceder en el tiempo hasta 2005, pues tocaba cantar Before the Duel, uno de los mejores temas de la noche. Los cortes fueron recibidos de diferente forma por el respetable; está claro que los clásicos siempre tienen más tirón, pero varias canciones de los últimos dos discos funcionaron muy bien.

 

568_photo

Todo el grupo estuvo muy activo sobre las tablas. Moviéndose, interactuando con el público. No fue un concierto frío en absoluto, y es algo que se agradece mucho. Mención especial merece un Alfred Romero que estuvo sobresaliente, cantando de maravilla toda la noche. Es de los mejores vocalistas nacionales, y en la Arena lo demostró con creces. Continuaba el show con Love from the stone, single de “Ancestral Romance” y This is my Way, uno de los mejores temas de “Ars Música”. Como se puede apreciar, la banda fue tocando todos los álbumes uno a uno, dejándose en el tintero solo el primer “Shadowland” y aquel EP acústico que editaran en 2003. La primera colaboración de la noche vendría de la mano de José Garrido (ARWEN), que fue guitarrista del grupo en el álbum homónimo. Por lo tanto, era el momento de interpretar un tema del mismo. El elegido fue The Bane of Daninsky (The Werewolf). Supongo que muchos esperaban un From Hell, pero el tema funcionó muy bien. Personalmente, me sorprendió y agradó la elección a partes iguales. No la esperaba en absoluto y siempre es bueno llevarse sorpresas en un repertorio. José disfruto visiblemente del momento, tocando los solos del corte. Hay que reseñar que los dos guitarristas invitados al show ejercieron de solistas en las canciones en las que participaron. En este punto el bajista Dani Fernández tuvo la mala suerte de romper una cuerda a mitad de la interpretación, pero tanto él como la banda salieron del apuro sin mayores contratiempos.

Volvíamos a “Ars música” con El último rey (donde Dani se hizo cargo del solo de bajo a un gran nivel) y Together as Ever. Esta última, de mis favoritas, fue muy bien recibida, con ese gran estribillo. Me sorprendió que quitaran el solo final del bajo que tocaba en su momento Mario García, más cuando sí mantuvieron el del tema anterior. Curioso. Llegaba la primera visita a Autumnal con An End so Cold, otra auténtica sorpresa. Una de las joyas que tenía aquel disco y que, creo, casi nadie esperaba. Alfred apareció en escena con una guitarra acústica para apoyar la interpretación de Lovers, otro de los momentos álgidos. La banda sabía que el tema era importante, y jugaron con el respetable en el estribillo. Fantástico. Tras ella, el cantante se retiraba para dejar a la banda interpretar la Marcha Turca de Mozart. El público lo disfrutó y supuso un momento divertido, con Enrik en primera línea ejerciendo de director de orquesta. The Existence, de su último trabajo, y la preciosa A music in my soul siguieron la fiesta.

 

dark-moor

Llegaba el momento. Como Alfred anunció, venía algo “que muchos de vosotros no habréis visto”. Salían a escena Elisa C. Martín y Albert Maroto, miembros de la banda en su etapa más clásica. La vocalista dio un pequeño discurso para llamar a la locura con Maid of Orleans, que sonó espectacular. Elisa cantó de lujo, el grupo sonaba de miedo (magnífico Roberto Cappa a la batería) y el público se desataba. El mejor momento de la velada. Siguió Nevermore, otro temazo de power metal. En él Alfred volvió a escena para cantarlo a dúo con Elisa, en un momento emocionante. Ambos, abrazados, representando las dos grandes etapas de DARK MOOR. Como no podía ser de otro modo, Elisa recibió todo el cariño de la audiencia, visiblemente emocionada. Sin embargo, aquí se acabó el repaso a esos primeros discos. ¿Podían haberse animado y haber tocado algún tema más? Seguramente sí, aprovechando que era un momento único. No hubiera estado mal un A new World, o mejor aún un Somewhere in Dreams. Pero no pudo ser.

For Her también encandilo al personal, es uno de los temas más adictivos de la banda. También sonaron On the Hill Of Dreams y su último single Gabriel. Sin embargo, de esta fase del show destaca el tema inédito que interpretaron en exclusiva para Madrid. Se titula In the middle of the night. Tiene un gran estribillo (que Alfred nos enseñó previamente para que lo cantáramos), es muy rockero. Creo que gustará mucho a los fans. Con esto, la banda se despedía brevemente para volver a escena con The Road Again, que introdujeron en acústico. Tras ella, Tilt at Windmills; y, para poner el colofón a la noche, La canción del pirata, que cantó toda la sala en una gran armonía con la banda. Un gran final.

 


Vídeo. Dark Moor – Gabriel

 

DARK MOOR mostraron todo su potencial ayer en Madrid. Un grupo que no solo es de lo mejor que tenemos en estudio, sino que tiene un directo realmente bueno. Una noche para recordar. La banda disfrutando, muy agradecida, y la Sala Arena con un aspecto magnífico. Recibieron todo el calor de sus fans españoles, que son muchos. Espero sinceramente que este concierto marque un cambio de tendencia y podamos disfrutarlos más a menudo en directo en nuestro país. Además, con conciertos así de bien preparados. Más de dos horas de show, con un set list magnífico y variado, tocando todos los palos musicales de su carrera. La fórmula funcionó de maravilla en la Sala Arena. Que los disfrutemos veinte años más.

 

Texto: Paco Sánchez (@cloud1377)
Fotos: Fotos promocionales
Ilustración: Andres Miguel 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 1 = ocho