Epica: The Holographic Principle (Crítica de discos)

Epica (Simone Simons)

EPICA: “The Holographic Principle”
2016, Nuclear Blast
9/10

 

Los holandeses EPICA regresan a la primera línea de combate de la escena mundial con un nuevo y brillante trabajo debajo del brazo, que lleva por título The Holographic Principle. En los últimos años parece que Mark Jansen y compañía se han propuesto devolver todo su esplendor al nombre de la formación, con unas composiciones de un nivel excepcional y una calidad que se añoraba en el tiempo pasado entre The Divine Conspiracy y Requiem For The Indifferent (habrá gente que no esté de acuerdo con esta afirmación, pero como siempre he defendido, para gustos los colores), donde la banda pareció dar un pequeño bajón.

Sea cual sea el motivo, en su anterior álbum, The Quantum Enigma, ya dieron la muestra de volver a la senda de los bombazos y la calidad incuestionable que siempre había marcado la carrera de estos músicos, y en este trabajo han conseguido volver a superarse, rozando cada vez más ese nivel de perfección que, parece ser, gusta tanto al fundador y compositor principal de este grupo.

Epica The Holographic

También me ha resultado llamativo el nivel vocal en que se encuentra actualmente Simone Simons, que parece que ha aprendido de nuevo a sacar el 120 por cien de su imponente chorro de voz, logrando la entonación perfecta prácticamente a cada segundo de reproducción de este trabajo.

Todos estos elementos con los habituales en base rítmica y guitarras, así como guturales, juntados en la coctelera nos dan un resultado que se merece unas cuantas escuchas antes de emitir un juicio sobre el mismo, ya que se encuentran diferentes matices en muchos pasajes de este LP a medida que se escucha una y otra vez, lo cual hace difícil desgranar todo el trabajo.

 

Comenzamos la reproducción con una intro instrumental que nos empieza a caldear el ambiente auditivo, bajo el título de Eidola, lo que da lugar a algo que es muy habitual en los discos de este combinado holandés, y es comenzar con un auténtico trallazo. Esta fórmula la apreciamos en un Edge of the Blade que ha sido el segundo adelanto (y primer videoclip oficial como tal) de este disco. Un tema donde se puede destacar la potencia rítmica a las que nos tienen acostumbrados Ariën van Weesenbeek a la batería y el bajista, que desde hace algún tiempo es Rob van der Loo. Así mismo, Coen Jansen vuelve a realizar un trabajo sensacional con los teclados y con la orquestación de la canción, elevando su calidad al máximo exponente. Las guitarras son, como siempre, de una marcada agresividad a cargo de Isaac Delahaye y Mark Jansen y, tal y como comentaba previamente, el nivel vocal de Simone Simons es excepcional. En definitva, toda una declaración de intenciones para comenzar este nuevo álbum.


Vídeo. Epica – Edge of the Blade

Seguimos con A Phantasmic Parade, un corte donde la banda hace un magnífico juego con los cambios de ritmo, acelerando en algún momento para dotar de más fuerza a una canción soberbia, que combina a la perfección todos los elementos clásicos de EPICA, pero con toda la experiencia que llevan acumulada en sus cerca de quince años de carrera. Una vez más las líneas vocales son algo de lo más destacable, y también lucen mucho los coros, una constante en esta formación. Un corte que viene a confirmar las sospechas levantadas con el inicio, y es que nos encontramos ante material de mucha calidad, con un inmenso trabajo detrás para lograr el resultado deseado por parte de los músicos y, seguramente, el más cercano a la perfección.

Universal Death Squad fue el primer adelanto de este trabajo en forma de video-lyric (que tan de moda están). Un tema que sin perder calidad, sí me parece algo más simple en relación a lo que ya hemos escuchado y lo que aún queda, y procedo a explicar por qué creo esto: bajo mi punto de vista (y nuevamente resalto que para gustos los colores) es un tema que usa una fórmula muy sencilla, vista en todos y cada uno de los discos de los holandeses hasta la fecha, y creo que por eso suele ser además el primer single del LP. Estribillos pegadizos, toda la potencia posible en el sonido y una vocalista que sigue haciendo un gran trabajo son los puntos a favor de este tema. En definitiva, el tema no es malo (ni mucho menos, ya que todo el trabajo es muy bueno), pero dentro del enorme nivel que podemos apreciar a lo largo de la reproducción, sí creo que es de los temas más sencillos compositivamente hablando que vamos a encontrar, teniendo siempre en cuenta la complejidad que tienen todas las canciones que hacen bandas de este estilo por la enorme cantidad de elementos que usan. Sí que, en cambio, me parece una elección excelente como primer single, ya que creo que si a la gente le sorprende y le gusta mucho esta canción, con el resto del disco se van a sorprender aún más.


Vídeo. Epica – Universal Death Squad

El corte que nos encontramos ahora en la lista se llama Divide and Conquer, y debo reconocer que es uno de los temas que más me ha gustado de este álbum. Una canción que se inicia con una breve intro instrumental con algo de coro para dar paso a la maquinaria pesada, que entra con muchísima fuerza, sin usar un ritmo excesivamente rápido. El juego entre los guturales y la voz limpia (marca de la casa) le da un plus. Dentro de las voces es de destacar el juego de giros vocales que se contempla en Simone Simons, un recurso no demasiado explotado y que quizá debería usar más a menudo ya que da una muestra de su enorme capacidad. Los estribillos son tremendamente pegadizos (con una lírica sumamente interesante), y la potencia instrumental está fuera de toda duda; sin lugar a dudas estamos ante uno de los mejores temas de este trabajo, si es que no se puede decir que es el mejor.

Seguimos con Beyond the Matrix, una canción que bien podría encajar como banda sonora pero que nada tiene que ver con la saga que lleva una de las palabras como nombre. Corte que juega con los coros al máximo, logrando así unos pasajes francamente soberbios en los estribillos. Así mismo tiene un fragmento donde todos los elementos pesados de la banda desaparecen por unos segundos, dejando lugar a un pequeño pasaje de instrumentos orquestales aderezados con la voz femenina, algo así como una tregua en mitad de la batalla. En cuanto al resto del tema, justo lo esperado por parte de la banda, un juego de ritmos no excesivamente pronunciado pero suficientemente visible, así como el juego entre voz limpia y gutural con una base repleta de potencia. Hay un solo de guitarra sensacional, con una calidad que se merece la mención aparte, ya que aunque no es que sea nuevo en este grupo, sí que es cierto que no lo usan con la frecuencia que uno se espera. Buena canción para seguir el trayecto por este LP.

Once Upon a Nightmare es lo que suena por los altavoces ahora, y aquí vamos a encontrar una formación que emplea instrumentos de cuerda casi de forma exclusiva, buscando crear ambiente en el inicio, un ambiente con cierto toque melancólico quizá en los primeros segundos, que poco a poco se va tornando en algo más vigoroso a medida que van subiendo los decibelios y se van añadiendo más instrumentos orquestales al sonido durante un breve pasaje. Tras volver a bajar un poco los decibelios y comenzar a sonar el piano nos acompaña la voz de Simone Simons, con una entonación más suave, buscando la dulzura y esa faceta más lírica que es capaz de lograr, para darle a estos minutos musicales justo lo que requieren. Quizá sea un corte que viendo el título uno se espera un trallazo muy heavy, de esos que EPICA hace para repartir decibelios a diestro y siniestro, y sin embargo se encuentra con uno que funciona más a modo de balada; cierto es que hay un momento donde entra el resto de la base rítmica, pero con una fuerza adaptada a lo requerido para que la canción no pierda ese aura que ha ido cogiendo a lo largo de los segundos de reproducción. Magnífico trabajo, dejando un tema francamente soberbio que se mete de lleno en el top-3 de este trabajo.


Vídeo. Epica – Once Upon A Nightmare

Seguimos el trayecto con The Cosmic Algorithm, una canción que se inicia con la potencia característica del combo holandés. Fuerza presente en los coros y sobre todo en las guitarras, y que se ve secundada en cuanto el ritmo de la batería se acelera (durante unos segundos). La voz femenina en esta ocasión se va a una entonación algo menos lírica pero que aporta ese plus de fuerza que todo buen vocalista sabe aportar a las composiciones de sus compañeros. Creo que la mejor forma posible de describir este corte es diciendo que es uno de esos cien por cien EPICA, haciendo uso de todos los elementos habituales de los chicos, creando una atmósfera única y un colchón sonoro potente y elaborado para el lucimiento de su vocalista. Poco se ha dicho hasta ahora del impresionante trabajo (como no podía ser de otra forma) de su baterista, que juega de una manera excepcional con su instrumento, sobre todo con los bombos, siendo capaz de hacer dobles bombos a unas velocidades de vértigo cada pocos segundos y mostrando tener una técnica y una calidad más que destacables.

Ascension – Dream State Armageddon es el corte que nos encontramos en la lista, con un inicio curioso, ya que entra la voz limpia con un poco de música ambiental de fondo y pequeños fragmentos de la sección heavy, justo antes de dar lugar a esa explosión de potencia característica con la voz gutural, haciendo un juego de sonidos de percusión y ritmos interesante, así como los coros de los estribillos. También el juego vocal (una vez más, marca de la casa) resulta interesante, incluidos unos segundos donde parece que nos encontramos más ante algo de MAYAN que ante algo de EPICA. Un tema que completa el que se podría denominar como top-3 del disco, ya que es una muestra completa de lo que la música de los holandeses resulta ser, y seguramente una de esas que no falte en los directos, que harán saltar a todos los presentes y gritar hasta dejarse las cuerdas vocales, ya que al menos durante la escucha el tema prácticamente invita a hacerlo.

Y sin intermedio con lo anterior nos metemos en Dancing in a Hurricane, corte que se inicia con un toque ciertamente exótico en su instrumentación, haciendo un juego sonoro de lo más interesante, incluso después de entrar Simone Simons con sus líneas. Una muestra del buen trabajo compositivo realizado para lograr estos sonidos. La sección metalera del grupo tiene presencia en la canción, pero en lugar de realizarlo con la potencia vista a lo largo del LP, lo hacen casi en un segundo plano, de forma que tenemos unos minutos donde la parte instrumental, coral y vocal tiene el mayor protagonismo, siendo un recurso que sí que se ha visto en anteriores trabajos de los holandeses pero que no explotan habitualmente. También tenemos un pasaje donde cambiamos a un ritmo más rápido (momento de voces guturales también) y por lo tanto se invierten los papeles. Una gran labor de toda la banda para lograr este resultado sin duda alguna.

Tear Down Your Walls es el momento donde volvemos al esquema habitual, basado en potencia instrumental, vocal también con los guturales, y ese lado más suave con la voz femenina. Con momentos instrumentales que aportan ese toque diferente y sobre todo unos coros que le dan el toque inconfundible de los holandeses. Una buena forma de encarar la recta final, un tema sin mayor pretensión que la de hacer mover la cabeza, cantar (o gritar, al gusto) y disfrutar de los minutos musicales que tenemos por delante, con la calidad que está siendo el santo y seña de este LP.


Vídeo. Epica – Beyond The Matrix

Para cerrar el disco, como parece ser costumbre en la formación, nos encontramos con la canción que le da título al trabajo, en este caso es The Holographic Principle – A Profound Understanding of Reality, y también como suele ser costumbre este es corte largo del disco, en esta ocasión de algo más de once minutos de duración. Un corte que, también como suele ser costumbre, incluye absolutamente de todo lo que se puede encontrar uno en un disco de la banda holandesa condensado en su duración. Un magnífico trabajo para dejar una nueva obra maestra en la discografía de estos chicos y para ponerle el broche de oro a un disco que sigue aumentando la esperanza de que llegue ese momento donde superen su mejor trabajo y marquen un nuevo hito en su carrera. EPICA siguen en una línea ascendente que les puede llevar a cotas desconocidas incluso para ellos mismos a nivel musical, ya que muestran una madurez y una cohesión que se han convertido en un elemento imprescindible para su música y en uno de los motores que hacen funcionar esta nave de la forma en que lo hace, algo que esperamos les dure mucho tiempo, ya que creo que mientras lo siga haciendo nos seguirán dejando piezas sonoras de la inmensa calidad que es este The Holographic Principle. Como decía previamente, un disco con muchos matices que requiere más de una escucha para poder sacar una opinión completa de lo que ofrece este LP, ya que con cada escucha se puede percibir algún matiz diferente en algún punto concreto de la lista de reproducción, y una vez más esto es algo que habla a favor del trabajo realizado por Mark Jansen y compañía; sólo nos queda esperar que en directo lo defiendan tan bien como lo han hecho en el estudio, y teniendo en cuenta los precedentes en concierto de esta formación, sin duda hay lugar a las altas expectativas generadas.

EPICA son:

  • Simone Simons – voz
  • Mark Jansen – guitarra y voz gutural
  • Isaac Delahaye – guitarra
  • Coen Jansen – teclados
  • Rob van der Loo – bajo
  • Ariën van Weesenbeek – batería

 

Escucha el disco en Spotify

 

Texto: Adrián Jiménez
Ilustración: Andres Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


− 1 = siete