Estirpe: la incansable lucha de un grupo por ser único en su especie

El panorama rockero nacional posee bandas para todos los gustos. Hay algunas que afrontan su carrera con unos ritmos frenéticos, otras que adaptan sus vidas laborales a su actividad como grupo y otras que crean canciones única y exclusivamente cuando las musas les visitan. Generalmente, estas últimas suelen caer en el cajón del olvido durante temporadas demasiado largas, pero cuando despiertan son como Ave Fénix. Sus canciones suelen tener una enorme carga de trabajo que se transforma en calidad y en discos para la historia. Este es el caso de la formación que hoy nos ocupa, ESTIRPE, que con el paso de los años se ha convertido en una formación de culto con elepés que rozan la perfección.

El último parón del combo fue por un maldito cáncer que Mart, su inconfundible vocalista, ya puede contar como un mal recuerdo. Ha ganado la batalla. Así pues, los andaluces han retomado la actividad con el mismo espíritu que les ha llevado a ser un conjunto inclasificable con una música difícil de etiquetar. Ese espíritu no es otro que el de la continua búsqueda y la eterna evolución. No contentos con retomar las cosas donde lo dejaron (presentando Neurasia en directo), los cordobeses se han sacado de la chistera otro fabuloso trabajo, grabado en directo, en el que renuevan algunas de sus composiciones y las actualizan con un tino asombroso. Este trabajo se llama Jam Fuzzion Klan y es la excusa perfecta para que ESTIRPE regrese a la carretera. Su próxima cita es en Zaragoza el 21 de octubre.

 

estirpe_zaragoza

 

Y ya que ESTIRPE vuelve a los escenarios con energías renovadas, en El Lado Oscuro de la Luna hemos encontrado el motivo perfecto para pararnos a mirar a los ojos de estos artistas. Resumir en un artículo veintidós años de vida es complicado y pretencioso, pero haremos la labor con humildad y rindiendo un merecido homenaje a un grupo que todavía no ha llegado al lugar que merece. Constancia, calidad, honestidad y, sobre todo, talento. Esto es ESTIRPE.

Los comienzos de la banda fueron como los de todo grupo de amigos que se junta para tocar: Ilusión, alegría, ganas de comerse el mundo, pero también inexperiencia y falta de madurez. Transcurría 1994 cuando Manuel Ángel Mart a la voz, Javier Estévez a la batería, José Miguel Panadero al bajo, Daniel Puig en los teclados y Loren Gómez a la guitarra (amigos de la infancia), se juntan para crear ESTIRPE. Llegaron las primeras maquetas, los primeros bolos y la sensación de que todo iba a favor de obra. Eran otros tiempos en los que las discográficas fichaban a combos nuevos como los andaluces, se apostaba por la música e internet no ofrecía infinidad de discos para escuchar cada segundo del día. Uno de los tótems discográficos nacionales, Avispa, puso sus ojos en los cordobeses y, a través de su sub sello Foque, editó su debut a nivel nacional: Ídolos de Papel (1998).

estirpe-idolos_de_papel-frontalLa ilusión y alegría del conjunto se tornó fugazmente en un golpe de realidad. Obnubilados al ver su sueño hecho realidad, al verse rodeados de mil aparatos y en un estudio profesional, los cinco jóvenes perdieron el control de sus propias composiciones y el resultado distó mucho de lo que ellos buscaban. Las inquietudes musicales del conjunto eran enormes y para nada querían quedarse estancados en algo tradicional. Para la ocasión grabaron dos vídeos, Grietas en mi piel y Madretierra, llegando a ser número uno en la extinta Canal Sur 2. Además, presentaron el elepé por todos los rincones de la península en los que les fue posible ejecutar sus temas en directo, pero por su cabeza, insatisfechos con lo que se reflejó en el estudio, ya rondaba la idea de afianzar su personalidad y plasmar, definitivamente, su valía en un plástico nuevo.

La segunda oportunidad llegaría en el año 2000 con Víctimas del Mismo Sol. No está muy claro si el título era premonitorio o un reflejo de su relación con Avispa, pero las cosas en esta ocasión no iban a ser mucho más fáciles que con la grabación de su debut. Una vez más, el quinteto sufre la dureza de una industria que mira en la dirección opuesta a sus intereses, y les empuja a sacar un sonido con el que siguen sin estar satisfechos. La grabación del disco se llegó a detener en varias ocasiones y, aunque contentos con algunos de los temas, la producción de los mismos estuvo lejos de sus intenciones. No lograron captar la esencia de su propuesta. Descontentos, anhelan salir de la disciplina del sello madrileño y pedir su carta de libertad, pero la casa de discos no acepta la oferta. Según el propio grupo, Avispa buscaba algo más Heavy, más tradicional, y el inconformismo de los andaluces iba en contra dirección. Una nueva gira los curtiría aún más en directo y como músicos, y en 2002 llegó su primer gran momento.

 


Vídeo – ESTIRPE – El Promotor

 

El primer punto y aparte en la carrera de ESTIRPE se llama Ciencia (2002). El grupo, aburrido de no plasmar su esencia en un disco, decide comprar todo el material de grabación y liarse la manta a la cabeza. Ellos mismos se encargan de la producción y por fin editan un elepé que les deja contentos. No es de extrañar. Ciencia es una obra atrevida, fresca y rebelde que trae las influencias del Metal más vanguardista y moderno. Avispa se da cuenta de ello y, conscientes de que estas nuevas sonoridades están en boga, lanzan el trabajo desde su marca principal, dejando atrás el sub-sello Foque. Las composiciones ya son maduras y representan fielmente el sonido ESTIRPE de la época, que marcó, junto con otros combos como KTULU o HAMLET, el aterrizaje definitivo del Metal Alternativo en España. Temas como Hazme Creer o Vuelvo a Nacer son imprescindibles en la historia del conjunto.

estirpe_cienciaPese al éxito relativo de Ciencia, los andaluces no quedan nada satisfechos con el trabajo promocional del sello discográfico. El divorcio es definitivo y el grupo afronta el futuro tomándose un merecido descanso. En palabras de Loren, “nosotros nunca parábamos de tocar, casi ni para grabar discos. Respirábamos música, consagrábamos todo nuestro tiempo a ESTIRPE, y eso hizo que sacáramos el disco que cerró muchas bocas y abrió muchas orejas. Ahí es cuando realmente entendimos qué queríamos hacer”. La banda se baja del tren temporalmente para componer, tomar aire fresco y renovar energías. Habían sido cinco años de mucha exigencia y la sensación de desahogo era necesaria.

Con la carta de libertad en la mano y un disco terminado y listo para editar, el quinteto busca un nuevo sello para publicar sus canciones. Han aprendido la lección y no corren riesgos. A pesar de tener el master terminado en 2004, no es hasta septiembre de 2005 cuando ve la luz Inventarse el Mundo. El elepé vuelve a ser registrado por el propio combo en los estudios que Mart posee en su casa, y ellos mismos pagan la masterización en Estados Unidos. El trabajo es minucioso, tranquilo y meditado. Gracias a su amigo y contacto musical, Chiqui Dean, Universal pone el foco en ESTIRPE y publica el compacto a través de su sello La Incubadora. Se abren muchas puertas y el disco llega a mucha más gente, provocando uno de los momentos más dulces en la carrera de la formación. Llega la explosión definitiva.

La experiencia es notable y la personalidad del grupo ya es arrolladora. Internet todavía no había dinamitado la escena musical y el éxito de los cordobeses es muy notable. La gran afluencia de gente a los conciertos, las buenas críticas cosechadas y las numerosas ventas los asientan en el panorama nacional, afrontando el futuro con gran energía. Los sencillos América y Llámalo Perdón, este último número uno en ventas de singles en AFYVE, llegan a un público nuevo que les abre las puertas de los grandes festivales y a una gira de presentación de tres años. Conscientes de la importancia de la promoción, se embarcan en una serie de conciertos/presentación en directo, “guitarra en mano”, en la que la banda muestra su faceta más relajada. Fruto de estas citas llegaría El Sentido de la Calma, un elepé en formato “desenchufado” que remozaba el repertorio de los andaluces. Destaca en esta etapa el espectáculo realizado en el Gran Teatro de Córdoba, su ciudad natal.

 


Vídeo – ESTIRPE – América (El Sentido de la Calma)

 

Un nuevo revés dejaría a ESTIRPE en posición de fuera de juego. La crisis discográfica explota de manera irremediable y Universal decide cortar el grifo a todo lo que no suponga números uno y ventas inmediatas. Pese a las esperanzas del combo por seguir con la multinacional, terminan fuera del sello y se ven en una nueva búsqueda de discográfica. Finalmente, y tras analizar los pros y los contras, deciden fichar con Nano Ruiz por la independiente Lengua Armada. Son conscientes de que van a disponer de libertad compositiva, pero también de que no van a disponer de los mismos medios promocionales.

buenosdiasvoluntadY de esta manera llega Buenos Días Voluntad (2009), un disco con un carácter muy guitarrero y temas inspiradísimos como Encender Otro Ángel o Te Seguiré, probablemente las dos banderas del elepé. La grabación de la obra sigue los mismos patrones de auto producción, aunque en esta ocasión cuentan con la ayuda de Javi Marssiano para la producción de las guitarras. La crítica vuelve a avalar el resultado y el combo mantiene su base de seguidores, aunque, ya sin el apoyo de un mastodonte editorial, la repercusión es algo menor que con Inventarse el Mundo. Pese a ello, siguen viviendo un momento dulce. La formación cordobesa ya le ha dado una vuelta a su estilo y son un grupo mucho más abierto, impredecible y con un talento y una calidad fuera de toda duda.

 Con la nueva década, su música, por primera vez, les lleva a viajar fuera del territorio nacional, algo que, a la larga, marcará de forma innegable su futuro. Pero si de algo puede presumir la banda es de ser profeta en su tierra. En el año 2010 son elegidos como embajadores de su ciudad natal en su camino a la capital cultural de Córdoba, momento en el que viajan a Francia y Bélgica. Para la ocasión componen y graban el himno De Guitarra y Flor, precioso corte en el que colabora Manuel Martínez, padre de Mart y mítico vocalista de MEDINA AZHARA.

 


Vídeo – ESTIRPE – De Guitarra y Flor

 

Pero en ese mismo año vuelve la tormenta y Daniel Puig decide abandonar el grupo. Habían sido quince años de camino y la noticia cae “como un palazo en toda la regla”. ESTIRPE toma la decisión de seguir adelante como cuarteto y prescindir de los teclados en directo, algo que no parece afectar mucho a su sonido pero que si cala en el corazón de sus miembros. Es un año muy intenso y el combo decide publicar un cedé de rarezas llamado Querida Contradicción, que ofrece a sus seguidores a través de su página web.

Con canciones extraídas de sus discos Inventarse el mundo y Buenos días Voluntad se edita en México un compacto denominado Hazme Creer. Tras el éxito transatlántico, el cuarteto decide registrar un deuvedé en directo bajo el nombre de El Tiempo: Un Placer Para Detener. Grabado en el Gran Teatro de Córdoba en febrero de 2012, es la primera filmación en vivo de los andaluces, y supone otro sueño cumplido en su carrera. Llega la hora de poner toda la carne en el asador y el conjunto logra otro hito como es tocar en el Vive Latino junto a estrellas como Bunbury o Molotov.

La exigencia de tiempo empieza a ser alta y José Miguel Panadero no puede viajar al país azteca. Mart y Loren apuestan firmemente por saltar al continente americano, un ritmo que José Miguel y Javier Estévez terminan por no poder asumir. Su salida del grupo es una realidad.

Estirpe, "Neurasia"Vocalista y cantante deciden parar la actividad del conjunto para hacer una restructuración, enfocar el futuro y buscar una salida al momento que viven. La solución se llama, nada más y nada menos, que Pepe Bao al bajo, reputado bajista y miembro de O´FUNKILLO entre otros, y Álex Maister a la batería. Con estos mimbres arrancan la composición de uno de sus mejores y más completos trabajos, Neurasia, último de estudio hasta la fecha. Paralizan la grabación para editar el cedé en directo y realizar algunos shows en México.

Llega 2013 y Neurasia se pone a la venta de la mano de Maldito Records. Un nuevo cambio que acompaña unas canciones llenas de mestizaje, multiculturalidad, influencias del jazz y del funky y un refrescante tono latino que refleja sus viajes al otro lado del charco. Destaca la colaboración de Adrián Terrazas (THE MARS VOLTA) al saxo, que da brillo y calidez a los 12 cortes. Con Neurasia se abren las puertas de los Estados Unidos y se contemplan nuevos horizontes, merced a unas composiciones que alcanzan cuotas de calidad aplastantes. Álex sale de la banda y llega a la misma Miguel Fuentes.

Pero una vez más la fortuna no está del lado de ESTIRPE, ni de Mart en esta ocasión. Unas molestias en su gira americana se transforman en un cáncer de colon que, obviamente, deja en segundo plano la actividad de la escuadra andaluza. El vocalista se muestra sincero, abierto y con una fortaleza encomiable que le lleva a ensayar y a realizar pequeños shows pese a tener prohibida toda actividad. Sus ganas de vivir y de seguir adelante le hacen superar la enfermedad y en 2015 somos conocedores de que ha ganado la batalla. Mart está curado.

 


Vídeo – ESTIRPE – En Tus Ojos (Jam Fuzzion Klan)

 

En este punto se retoma la actualidad del combo con un concierto en Zamora que pone de nuevo al conjunto en la palestra. Prosiguen presentando Neurasia, pero en 2016 vuelven a sorprender anunciando la salida de un disco grabado en directo en el que dan un nuevo empujón a sus temas. Jam Fuzzion Klan nos presenta una nueva y renovada versión de diez pistas de la banda, con una acertada sección de viento y una nueva bocanada de mestizaje. Una vez más, ESTIRPE se ha reinventado y ha sacado la cabeza para demostrar que su inconformiso y talento pueden con todo. Son ESTIRPE, son únicos y son una de las bandas más infravaloradas de nuestro país. Detengamos el tiempo, viajemos a Neurasia e Inventemos el Mundo con nuestra Voluntad. La Ciencia de su música tirará Ídolos de Papel y hará que no seamos Víctimas del Mismo sol. ESTIRPE, por siempre.

 

Texto: José Manuel Taboada
Fotografía: Daniel Degayón (Promocional)

 

Más información:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


− 3 = dos