Glazz: The Jamming Sessions: Take 1 (Review)

GLAZZ, The Jamming Sessions: Take 1
Lo Suyo, 2012
8,5/10

 

Tras varios años de trabajo, el trío instrumental Glazz continúa sacando trabajos que rehuyen de lo típico y de cualquier tópico. Tras un par de LPs, nos llega el EP Take 1, perteneciente a un ciclo de jamming sessions que incluirá dos EPs más en un futuro. Este es el primero de la gran cantidad de audio recogida, y aunque deja con ganas de más como pasa con muchos EPs, no es por poco material, sino por su nivelazo compositivo.

Con influencias muy variadas que van desde el Funk y la Electrónica hasta el Jazz Fusión de Weather Report y la escena progresiva de Canterbury, estos gaditanos sacan adelante un EP que, por duración (los temas son cortos pero muy extensos) bien podría funcionar como un LP, rozando la hora en total.

El primer corte nos lo dice todo con el título: Medley/Demo. Desde el Funk electrónico más hipnótico hasta las baterías más nerviosas del Bebop más directo, se puede ver todo el despliegue instrumental de los gaditanos desde los primeros minutos. En comparación a los demás cortes, parece la más improvisada, pero ojalá todas las improvisaciones tuviesen este nivel. Retorcida, tan pronto nos acaricia suavemente como nos hace mover algo más que el pie. Sin ser mi favorita del conjunto, desde luego sirve para abrir boca, con algunos solos de fábula. La línea de bajo en primera fila que guía Huno desde sus inicios funciona como hilo conductor a una composición con aires King Crimsonianos, primero oscura, con una guitarra tenue, rozando la mera atmósfera, antes de entregarnos riffs al uso, que tan pronto arrojan algo de claridad como desaparecen en la penumbra. La parte central cambia totalmente la fórmula, recargada con arreglos electrónicos cargados de graves, antes de ganar algo de agilidad rítmica y melódica, con algunas de las secciones más “corrientes” del EP, dentro de lo poco corriente de su propuesta, incluyendo partes donde la tensión se palpa antes de mutar a un desenfrenado y guitarrero Rock Progresivo. Parece una suite dividida en varias partes, donde cuesta encontrar un hilo conductor (la guitarra si eso) por lo variable y extenso del corte, lleno de viajes armónicos y abruptos cambios de tempo.

En lo que a longitud y estructura se refiere, Maya es la canción más accesible de la jam. Desde largas notas electrónicas hasta progresivo en su rama más melódica, con arreglos y matices por todas partes. Con una palpable influencia Jazz, se acerca bastante al concepto de Rock Progresivo, o incluso bebiendo del Krautrock alemán más visceral, con un final de desenfreno puro y una línea de sintetizador bestial. Cerramos este EP con la extensísima Momo, casi 25 minutos donde Glazz siguen expandiendo su particular visión del “Rock académico”. Tempo lento, melodía muy tenue y una sensación de desolación y oscuridad muy sui géneris, jugando con la música ambiental, el Progresivo más sutil e incluso andaluz y el Post-Rock. Funciona en crescendo, como suele pasar en este tipo de temas, guiados por una batería con mucha pegada pero sin perder precisión, además de unos bends que le dan un toque particularmente emotivo a ciertas secciones del tema. Redobles, arreglos, influencia del folklore andaluz en las partes de guitarra más delicadas, aromas psicodélicos… al ser una composición tan larga da tiempo a meter muchas cosas, y la segunda parte, salvo lo más acústico, es de lo más directo y cañero de todo el EP, un puñetazo a la cara.

 


GLAZZ in the studio documentary. ‘THE JAMMING SESSIONS: TAKE 1’

 

Si bien, siendo un poco picajosos, no veo al EP al mismo nivel que Cirquelectric (2011), que era un desfase de estilos muy dispares a todos los niveles con un trabajo conceptual e instrumental magnífico, pero el trío saca adelante unas composiciones que no están al alcance de todo el mundo. Estos tres gaditanos tienen talento de sobra y un conocimiento académico sin dudas. Desde luego no es un trabajo fácil de apreciar, pero cualquier amante de las propuestas novedosas, la música de fusión o de la escena progresiva más experimental debería darles una oportunidad. Además, podéis escuchar y haceros con el EP en el Bandamp de la banda. No os va a defraudar, palabra.

 

Texto: Pablo García
Ilustración: Andrés Miguel

 

Más información de GLAZZ:

3 thoughts on “Glazz: The Jamming Sessions: Take 1 (Review)

  1. Pingback: “Dale a grabar y veremos qué pasa.” | GLAZZ

  2. Pingback: Glazz: Take 2 (Crítica de discos) | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 × cinco =