Hellfest Open Air 2013: Jornada del viernes (Crónicas de conciertos)

Con tres días de Rock y Heavy Metal por delante (lee la crónica del sábado / lee la crónica del domingo), y tras la fiesta de inauguración del camping, comenzaba una primera y prometedora jornada del Hellfest Open Air, en Clisson, cerca de Nantes. Uno de los festivales más grandes y atractivos de Europa, si no el que más, que en este día inaugural ofrecía el cartel con más bandas de renombre. En toda la tarde apenas nos moveríamos de los dos escenarios principales. Además, habría cuatro escenarios más pequeños repartidos por el macro recinto del festival francés, de forma que siempre hay tres bandas sonando al mismo tiempo, sin parar. Era muy difícil aburrirse, y a menudo tenías la sensación de querer partirse en dos… o tres. Era imposible ver a las más de 200 bandas que pasaron por Clisson, y había que repartir el tiempo para asisitir a conciertos, disfrutar del recinto, los amigos, descansar y comer.

Berri Txarrak

Para nosotros, el Hellfest Open Air comenzó a las 12,15 del mediodía con el concierto de nuestros BERRI TXARRAK, en el escenario WarZone, el más alejado de todos. Muchas banderas de Euskadi, camisetas del Athletic, Real Sociedad y, por supuesto, Osasuna. Los navarros podían sentirse como en casa por lo bien arropados que estaban. La fama de su potente directo no desmerece, porque BERRI TXARRAK dieron un conciertazo en toda regla. Gorka, David y Galder salieron a por todas, presentando  principalmnte temas de sus dos últimos trabajos, Payola (2009) y Haria (2011), y algunos de sus clásicos como Jaoi.Musika.Hil y Berba eta irudia. El escenario se les quedó pequeño del ruido que metieron, que hizo temblar al Infierno francés. El WarZone no se llenó, pero de haberlo puesto a otra hora, o a la misma el día siguiente, lo hubieran hecho, porque muchos grupos de gente españoles se lamentaban por haber llegado ese mismo día a Clisson ya que les hubiera gustado verlos.


Setlist de Berri Txarrak en Spotify

Saxon

El siguiente concierto al que asistimos fue el de los veteranos SAXON, que a las 3 e la tarde lograron llenar el recinto diseñado para los dos escenarios principales (uno junto al otro). El sonido no acompañó mucho a los ingleses, pero tiraron de galones para ofrecer un buen concierto, en el a pesar de sus brevedad repasaron tres temas de su último trabajo, Sacrifice (2013), que tuvo buena acogida, y un buen puñado de clásicos que dejó más que satisfecho al público francés, que en más de una ocasión durante todo el festival, resultó algo frío. No será por falta de carisma, pero Biff Byford a veces lanzaba gritos al público que se quedaban sin respuesta.


Setlist de Saxon en Spotify

No pasaron cinco minutos, que comenzó el show de HELLYEAH, el grupo del batería Vinnie Paul (PANTERA), que dejó buenas sensaciones, mientras se volvía a amontonar público en el escenario 1 para ver a los renovados EUROPE, que están viviendo su segunda juventud. El concierto de los suecos sería lo que en las crónicas deportivas se conoce como S.C. (sin calificar). La banda de Joey Tempest contó con el peor sonido de todo el fin de semana de largo. Sólo se oía la batería, apenas la voz del cantante, y alguna vez la guitarra de John Norum. No quita para que protagonizaran uno de los momentos del día, cuando sonaron los acordes de The Final Countdown y las miles de personas que aguantaban botaran y cantaran sin parar. Nadie les podrá negar nunca que tienen uno de los himnos del Rock, tan famoso o incluso más que Smoke on the Water o Stairway to Heaven.


Setlist de Europe en Spotify

Testament

Acordándonos todos de la madre del que sonorizó a EUROPE cambiamos de escenario para ver cómo TESTAMENT daban un muy buen concierto, cargado de agresividad. Fue en este donde apreciamos por primera vez cómo el público iba lanzando fans al foso que los separa del escenario, subiéndolos por encima de sus cabezas y arrastrándolos como si fueran el mar hasta que el equipo de seguridad los recogía entre risas, y volvían para hacer cola y ser lanzados de nuevo. Esto se repetiría en muchos conciertos, sobre todo los de Thrash y metal extremo. Por otra parte, chapeua por el quinteto liderado por Chuck Billy, que ofreció uno  de los mejores conciertos del viernes.

Twisted Sister

Hubo un cambio de última hora, y WHITESNAKE y TWISTED SISTER intercambiaron sus horarios. El que para muchos merecía ser el cabeza de cartel del día recibía un horario más acorde a su estatus, por lo que fue bien visto por el público. La banda de Dee Snider es un caso aparte: no tienen muchas canciones de éxito, siempre tocan las mismas y sin cambiar las bromas y el espectáculo, pero son un seguro de vida en directo. El enérgico Snider, alma del grupo, es uno de los mejores frontman que ha dado el Rock & Roll, y ningún escenario se le queda grande. Fueron desgranando sus grandes éxitos, haciendo parada en los hits We’re Not Gonna Take It y I Wanna Rock. Algunos dirán que siempre lo mismo, pero todos los españoles que nos encontrábamos allí (miles), cantábamos “huevos con aceite”. La única sorpresa fue la versión del It’s only Rock & Roll de los ROLLING STONES, que también alargaron para hacernos cantar. Menudos artistas, si no hicieron el mejor show de todo el festival (para muchos medalla de oro), desde luego fue el más divertido.


Setlist de TWISTED SITER en Spotify

Kreator

Volvemos al segundo escenario principal, que no tarda ni cinco minutos en encender sus luces, y enseñarnos un escenario muy currado con el diseño del nuevo trabajo de KREATOR. Los alemanes fueron directos a la yugular, sin contemplaciones. De nuevo el público enloquecía en las primeras filas, llevando a sus compañeros en volandas, y los alemanes no daban tregua. Muchos temas de Phantom Antichrist (2012), pero también viejas joyas, como Enemy of God o Violent Revolution. Incorporaron efectos de humo a su show que aún hizo que luciese más, y erigiéndose como uno de los vencedores de la jornada. ¡Muy grandes!

Llegaba el turno de WHITESNAKE, de esa leyenda viva que  es David Coverdale, cuyo nombre siempre estará en los altares del rock con letras doradas. Puede que el verdadero motivo de que el rubio cantante aceptara ser segundón en esta gira con DEF LEPPARD sea poder reducir considerablemente su show, porque lo cierto es que su voz está para muy poco. Parece ser que en sus conciertos en España ha elevado bastante el listón, pero en Francia lo dejó por los suelos. En los tonos bajos sigue brillando casi como antaño, pero cada vez que intentaba agudos el cantante quedaba en evidencia.

Salieron con Give Me All Your Love, que empalmaron con el clásico Ready an’ WillingCan You Hear the Wind Blow, de Good to be Bad (2008). El público se marchaba con el corazón encogido, al ver a una estrella del calibre de Coverdale arrastrándose de ese modo. Pero el show debía continuar. Siguieron sonando clásicos de los 70 y 80, brillando especialmente la balada Is This Love?, hasta que repasaron temas de su último trabajo, el gran Forevermore (2011). Se hizo algo largo porque aprovecharon entre estas tres canciones para ofrecer los solos de guitarras y batería, que no fueron nada cortos, pero necesarios para dar descanso al cantante. Un medley con Bad Boys y Children of the Night de 1987 (1987) y Best Years, de Good to be Bad, dieron paso a una serie de clásicos que con el Coverdale de otros años hubiera mojado las bragas hasta el más duro de Clisson, con Fool For Your Loving, Here I Go Again y Still of the Night. Parece que nos tocó la peor cara de uno de nuestros héroes, esperemos que sea la última.


Setlist de WHITESNAKE en Spotify

Helloween

Con este mal sabor de boca pasamos de nuevo al escenario principal 2, donde nos esperaba el espectáculo de la calabaza. HELLOWEEN salieron valientes, con Eagly Fly Free, con Andi Deris algo flojo de facultades al principio, pero que fue mejorando mediante transcurrió el concierto. Siguieron algunos temas de su última obra, Straight Out of Hell (2013) (lee nuestra reseña aquí), entremezclados con clásicos de la época Deris. Cerraron con una muy buena Dr. Stein, con el cantante ya en plenas facultades, como demostró en I Want Out, que aunque el gritó final lo hizo varios tonos por debajo que su antecesor, lo hizo bastante bien. Ya deberíamos haber dejado atrás este debate hace tiempo, pero parece imposible. Más cuando Michael Kiske iba a cantar con AVANTASIA en el mismo escenario un par de horas después (habrán coincidido alguna vez antes en el mismo día de un festival Michael Weikath y Miachel Kiske? Nos quedamos con la duda).


Setlist de HELLOWEEN en Spotify

 

DEF LEPPARD
6,5/10

 

Llegó el esperado momento, 17 años después, de ver al cabeza de cartel. Es difícil asegurar si cabía un alma más, pero unas 40.000 personas se amontonaban por todo el recinto, mientras sonaba Won’t Be Fooled Again de THE WHO. A  mitad de tema cayó el telón, y DEF LEPPARD se unió a la canción. Sorprendente comienzo, que hacía augurar un buen concierto.

Era la noche de Hysteria (1987), pero había tiempo para más. Sonaron Good Morning Freedom, Wasted y una movida Let’s Get Rocked. La banda se gustaba, pero no terminaba de enganchar al público en general. Sorprendió un poco la imagen del guitarrista Vivian Campbell, que esta misma semana había pasado por su 6ª sesión de quimioterapia, y que estaba visiblemente afectado. Su compinche Phil Collen como es habitual, hizo gala de su envidiable forma física, aunque no dio muchas muestras de simpatía. Joe Elliott se mostraba más alegre y comunicativo, en su papel de frontman, pero con una voz muy desmejorada. El bajista Rick Savage no paró en todo el concierto, moviéndose por todo el escenario y sonriendo, y el batería Rick Allen, que perdió su brazo justo antes de la grabación del mítico disco, fue sin duda el más ovacionado todo el concierto.

Tras unos cuantos clásicos y la versión de SWEET Action, comenzó una (demasiada) larga proyección que daba la entrada a Hysteria, uno de los álbumes más importantes y de mayores ventas de los 80 (20 millones de copias). En la primera parte brillaron bastante, es donde se concentran casi todos los singles, y la gente disfrutaba. Muchos fueron abandonando el recinto de los escenarios principales, y seguramente se debiera a que la banda no terminaba de transmitir, aunque sonara casi perfecta. Les faltaba punch, sobre todo a su cantante, que daba alguna vuelta sobre sí mismo y poco más. Sus falsetes siempre han sonado como forzados, pero con los años esta sensación se ha acrecentado.

La segunda parte fue muy aburrida. Los temas son mucho menos conocidos, y hasta parecía que los propios DEF LEPPARD caían en desidia. Ni su potente juego de luces ograba disimularlo. Si comentábamos que no cabía nadie más al comienzo del show, hacia el final del concierto cualquiera que hubiese querido se hubiese metido en las primeras filas. Eso lo dice todo. Terminó Hysteria, y parecía que se marcharon de verdad. Ya sonaba el Shook Me All Night Long de AC/DC para dar paso al siguiente concierto, y a mitad d etema volvieron a salir para repasar su otro gran álbum, Pyromania (1984), con Rock of Ages y Photograph.

 


Vídeo. Def Leppard – Let’s Get Rocked (Live Hellfest)

 

Un concierto que fue de más a menos, y que terminó por resultar aburrido. ¿Merecieron la pena estas casi dos décadas? Para los fans, probablemente sí. Para los que no son seguidores de los ingleses, la sensación que quedó es que no era para tanto. Por la gente que quedaba al terminar el concierto, lo cierto es que no había tantos acérrimos de DEF LEPPARD como se había pensado. 17 años para un show correcto es algo pobre…

Avantasia

Tobias Sammett se ha convertido por méritos propios en uno de los nombres fundamentales del Heavy Metal en las últimas dos décadas. Su trabajo con EDGUY y sobre todo su proyecto AVANTASIA, que ha tenido una transcendencia propia de las grandes bandas del género en medio siglo de historia. A su talento y carisma se unen un buen número de artistas invitados de la talla de Michael Kiske, Eric Martin, Bob Catley o Ronnie Atkins, que hacen de cada concierto algo inolvidable. AVANTASIA está siendo uno de los triunfadores de cada festival que pisa, y el Hellfest no fue menos. Presentaron su última obra, The Mystery of Time (lee nuestra reseña aquí), aunque en realidad fue un buen repaso a todas las Metal Operas del alemán. Grandes melodías, inmejorables voces, un equipo de ensueño, donde sobresale la corista  Amanda Somerville, y un líder que ni siquiera es ya ensombrecido por Kiske, aunque su sola presencia llena el escenario.


Setlist de Avantasia Hellfest 2013

Sammett fue el indiscutible triunfador del festival en su primera jornada, seguido de cerca por TWISTED SISTER. Dos conciertos para el recuerdo. Teniendo en cuenta sólo el escenario principal para este podium (porque BERRI TXARRAK se lo curraron de lo lindo), la medalla de bronce se la daríamos a KREATOR. A pesar de las decepciones de EUROPE (en su defensa, sin ser culpables) y sobre todo WHITESNAKE, el festival no decepcionó en su estreno.

 

Texto: Tomás Catalán y Andrés Miguel
Ilustración: Andrés Miguel
Fotos: Andrés Miguel

Más fotos del viernes:

Pincha en las imágenes para ver más grandes

Camping

Berri Txarrak

Berri Txarrak

Saxon

Saxon

Mainstage 1 y 2

Testament

Twisted Sister

Twisted Sister

Twisted Sister

Kreator

Kreator

Helloween

Avantasia