Kamelot: Haven (crítica de discos)

Kamelot

KAMELOT: “Haven”
2015, Napalm Records
8.5/10

 

Tras el exitoso Silverthorn, la banda comandada por Thomas Youngblood, KAMELOT, vuelven a la primera línea de la escena con un nuevo trabajo bajo el brazo, un trabajo muy interesante y que, además, nos muestra lo acertado de Tommy Karevik como sustituto de Roy Khan a las líneas vocales de la banda. Y es que hablar de esta banda es hablar de un peso pesado dentro del power metal con toques sinfónicos y también de progresivo, una banda con una larga trayectoria a sus espaldas, un buen puñado de discos editados, varias centenas de miles de fans y, sobre todo, con muchas cosas que ofrecer aún.

Y es que eran muchos los fans que esperaban con muchas ganas este trabajo, desde que se editase en el año 2012 el debut del vocalista sueco con la banda, un debut que sorprendió a todos, aunque también nos mostró el aire continuista de la banda en relación a lo que habían hecho los últimos años. Este disco sigue por ese mismo camino, pero, como indicamos, con un vocalista mucho más asentado, que despliega con mayor claridad toda su potencia vocal y la pone al servicio de unas composiciones que, sin duda alguna, estarán a la altura de lo que la gente espera encontrar en un álbum de KAMELOT.

Kamelot- Haven - Artwork

Kamelot- Haven – Artwork

El disco empieza con fuerza, con un tema que emplea una maravillosa orquestación y que nos muestra un magnífico estado de forma de la banda, especialmente de su vocalista, con un Fallen Star que es un gran inicio, aunque hay que dejar claro también que no es el clásico inicio “a todo trapo”. Es decir, no es un tema cañero, de esos de ritmos vertiginosos combinados con maravillosas melodías que la banda sabe hacer, es un tema muy trabajado, donde prima la melodía y con un solo de guitarra marca de la casa, un tema que muestra el estado de madurez que vive ahora mismo la formación, y que les hace mostrar al mundo creaciones como este tema, donde el juego de la orquestación con la voz, especialmente en el estribillo, es fantástico, un inicio maravilloso.

Insomnia es la segunda parada en el trayecto, un tema que se dio a conocer antes de la salida del trabajo y del que se puede decir que es el “clásico tema KAMELOT” cuando no los quieren hacer de power metal casi puro y duro. Un tema con fuerza, con unas guitarras de esas que acaparan el protagonismo casi sin querer y donde tenemos un juego vocal de lo más interesante. Además de todo esto, decir que el trabajo del bajo es esplendido, pero lo es más aún el de Casey Grillo a la percusión, un baterista que a mí me parece de los mejores que hay ahora mismo en la escena, y que lo muestra en cada segundo de duración, sobre todo en temas como este, donde saca el máximo potencial a su instrumento sin tener que seguir una compleja línea de dobles bombos ni nada parecido, gran trabajo sin duda.

Citizen Zero es una muestra de por qué me gusta esta banda, un tema que explora diferentes sonidos sin renunciar a la esencia de lo que ha sido, es y será KAMELOT, el juego de guitarras empleado en este tema es muy bueno y también es destacable el juego de teclados empleado por Oliver Palotai, que destaca bastante y le aporta un plus de fuerza a la canción, jugando con todos los sonidos para crear una atmósfera única, algo que parece costumbre en esta banda. Destacable también el estribillo, que es de esos que suelen quedarse grabados y te pasas el día tarareando sin darte cuenta; muy buen tema que ya nos deja patente el nivel que tiene actualmente la banda, y que prácticamente permite afirmar, a pesar de llevar sólo tres temas de trece, que el disco no defrauda en absoluto.

Kamelot banda

Kamelot banda

Y con Veil of Elysium tenemos otro tema cien por cien KAMELOT, pero en esta ocasión en su vertiente que más coquetea con el power metal. Ritmos frenéticos en la percusión, guitarras muy cañeras y con unos solos para enmarcar y, ante todo, mucha potencia en el tema, un magnífico tema que fue single del disco, el aperitivo antes de degustar el menú. Un buen tema, de eso no cabe ninguna duda, pero que quizá impresiona más cuando se escucha solo que cuando se escucha el disco completo; lo que quiero decir es que el tema tiene mucha calidad, como es habitual en la banda, es cañero y seguramente se disfrutará muchísimo en un directo, pero que no me parece de los que más destacan del disco, y quizá el que me pareciese de entrada un tema que iba a destacar mucho y no haya sido así hace que me sienta un poco defraudado con esta canción en particular, pero como digo que esto no lleve a equívocos, es mi opinión personal (y cada uno tenemos la nuestra, respetable como la que más), el tema es bueno, y eso es indiscutible.

Under Grey Skies tiene un inicio diferente, con flauta (cortesía de Troy Donockley de NIGHTWISH) y guitarra acústica, dotando al tema de personalidad propia y saliendo de ese esquema habitual de la banda, un gran tema con un vocalista que saca su faceta más melódica para marcar un tema sensacional, que desborda belleza y calidad por cada segundo de duración. Además de todo esto cuentan con una colaboración muy interesante, como es Charlotte Wessels (DELAIN) a la voz femenina, formando un dúo vocal muy interesante de escuchar, y como digo, patente queda en este tema. Además el solo de guitarra que hay es soberbio.

Delain Charlotte

Delain Charlotte

Con My Therapy volvemos a la faceta más habitual de la banda, en un tema donde destacan una vez más las guitarras y los teclados, que forman un juego de sonidos perfecto para que el vocalista despliegue todo su potencial; una fórmula que tantas veces hemos visto en los discos que esta banda pero que nadie es capaz de usar de forma tan eficaz como ellos. Un tema donde además la orquestación de los estribillos le da un plus de calidad, y lo convierte en un tema que mantiene el nivel del disco muy alto, tal y como se espera de un disco de esta formación.

Este último tema engancha sin descanso con Ecclesia, que es un breve interludio que no llega ni al minuto del que no hay mucho que comentar, salvo que da paso a un nuevo recital de sonidos llamado End of Innocence; un tema que debo confesar que, por los sonidos de la batería y la orquestación, por momentos pensé que era un tema de otra banda de metal sinfónico, hasta la entrada del vocalista en acción, momento en el que volvemos al universo KAMELOT para seguir disfrutando de una gran obra como retorno a la primera línea de fuego, un juego interesante entre la guitarra y la orquesta es la piedra angular de este tema, que se remata con unas líneas vocales muy elaboradas y que ponen de manifiesto, una vez más, el gran nivel vocal de Tommy Karevik.

La siguiente parada en este trayecto se llama Beautiful Apocalypse, un tema que emplea de nuevo una fórmula clásica en la banda. Ritmo relativamente tranquilo (en comparación con otros temas de la banda), pero con mucha fuerza en la base rítmica, guitarras que, sin perder en absoluto la distorsión, pueden llegar a sonar muy melódicas, un buen juego de teclados y orquestación para formar el colchón perfecto en el que desenvolver las líneas vocales, que vuelven a quedar muy bien trabajadas, y siguen mostrando el gran nivel del vocalista actual de la banda, también destacable el momento, en el tercio final de la canción, donde podemos escuchar a la voz femenina acompañando, lo que le da un toque diferente al tema.

Liar Liar (Wasteland Monarchy) es un tema que me ha encantado, me ha impresionado bastante, y que me parece con diferencia el mejor. Un tema puramente KAMELOT, con muchísima potencia, muchísima fuerza en la base rítmica y en los teclados, y con una línea vocal excelente, que culmina con un estribillo de esos que se clavan en la cabeza y no salen. Un tema soberbio que, si lo tocan en los directos, hará disfrutar a todo el que asista, porque es un tema directo y contundente, de los que más suelen gustar cuando te lo sueltan sobre el escenario. Sin duda, el trabajo en esta canción por parte de la banda ha sido para enmarcar, y el resultado es esta grandísima canción. Además de todo esto, otro punto muy destacable es la colaboración con guturales de Alissa White-Gluz (ARCH ENEMY) y, sorprendentemente, también con las voces limpias, dotando al tema de más personalidad si cabe, y haciéndolo aún más adictivo.

 


Vídeo. KAMELOT – Insomnia

Here’s to the Fall me ha parecido un tema que desborda belleza por doquier. Un tema que puede pasar perfectamente por esa necesaria balada que debe tener un buen disco de esta formación. Un tema con muchísima alma, con unas melodías maravillosas y, lo más importante, un vocalista que sabe dotar a su voz de un registro puramente melódico, haciendo la música aún más envolvente, y dotando de mucha más calidad a un tema que ya tiene mucha por sí solo. Un magnífico trabajo en temas como este, en el que no se puede sacar, prácticamente, ni un sólo pero a la banda.

Revolution  es un tema que, nuevamente, tiene muchísima fuerza, con una base rítmica potente (sin necesidad de recurrir a ritmos frenéticos) y donde nuevamente hace acto de presencia la versátil vocalista de ARCH ENEMY para dejar algunos guturales registrados. No obstante, lo que comentaba previamente de la base rítmica no significa que no haya un punto del tema donde el ritmo se acelere y se escuchen los dobles bombos de nuevo. Sin duda nos encontramos ante un tema que ha tenido un gran trabajo compositivo, que se refleja en otra magnífica canción, la penúltima de este gran trabajo que está resultando ser este Haven, una vuelta por la puerta grande de una banda que, si por algo destaca, es por dar a luz un gran disco tras otro, y por mostrar siempre un nivel altísimo en su música.

Allisa White Gluzz

Allisa White Gluzz

Y el broche final para este gran trabajo se llama como el propio disco, Haven. Un tema sirve a modo de epílogo, de forma puramente orquestal, dejando así el momento de que toda la gente que compone todos los instrumentos de música clásica que la banda usa para sus temas se luzca sin tener como añadida toda la artillería pesada. Un broche de oro para un disco que, a mi parecer, tiene mucho nivel, mucha calidad y que está a la altura de las expectativas creadas, incluso las supera en algunos pasajes del disco. Sin duda alguna, como ya se ha escrito previamente, un retorno por la puerta grande de una banda que lleva mucho tiempo a un nivel altísimo, y que promete una experiencia inolvidable en directo si son capaces de llevar estos temas al escenario con la misma calidad que han mostrado en el estudio. Un disco al que merece la pena darle dos o tres escuchas antes de opinar sobre el mismo, porque algunos temas tienen diferentes matices y requieren de varias escuchas para poder captar toda su esencia, y eso le aporta ese extra de calidad que tan sólo bandas como esta son capaces de imprimir a sus composiciones.

KAMELOT son:

  • Tommy Karevik – voz
  • Thomas Youngblood – guitarra
  • Sean Tibbets – bajo
  • Oliver Palotai – teclados
  • Casey Grillo – batería

Track-list:

  1. Fallen Star
  2. Insomnia
  3. Citizen Zero
  4. Veil of Elysium
  5. Under Grey Skies
  6. My Therapy
  7. Ecclesia
  8. End of Innocence
  9. Beautiful Apocalypse
  10. Liar Liar (Wasteland Monarchy)
  11. Here’s to the Fall
  12. Revolution
  13. Haven

Sus redes:

 

Escucha el disco en el Spotify

 

 

Texto: Adrián Jiménez
Fotos: Kamelot
Ilustración: Andres Miguel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


9 − seis =