Led Zeppelin: Celebration Day (Review)

Led Zeppelin

LED ZEPPELIN: Celebration Day
Rhino Entertainment (Dick Carruthers, 2012)
9/10

 

Volvió la magia. Led Zeppelin fueron demasiado crueles juntándose para un sólo concierto, y para una audiencia “reducida” de 18.000 espectadores, en el O2 Arena de Londres. Eso fue hace cinco años, el 10 de diciembre de 2007, y había pasado tanto tiempo que algunos empezaban a temer no poder ver las imágenes (aunque existía por Internet una versión pirata). El cuarteto inglés fue uno de aquellos grupos tocados por una varita, con una obra tan imprescindible como imperecedera. No se puede entender la evolución del rock y el heavy metal sin conocer el legado de Led Zeppelin. No son pocos, y razón no les falta, que los sitúan como la mejor banda de la historia. Por eso, antes de la proyección de Celebration Day, que recoge ese único concierto de reunión de 2007, se palpaba algo especial en la entrada.

 

Bajo un fondo negro, se proyecta el nombre del grupo, seguido del de la película, y se empiezan a vislumbrar las imágenes. La cámara se sitúa entre el público. Sin más preámbulos, la batería comienza a sonar, y Good Times, Bad Times es la encargada de abrir este histórico concierto. Sin tiempo para una merecida ovación, Jimmy Page, de etiqueta y con gafas de sol, comienza con los acordes de Ramble On, y la magia volvió a Inglaterra. Esa Les Paul inmortal, y Robert Plant empezando a cantar suavemente sobre ella, para terminar en una explosión de sonido. Pero el primer gran momento llega con Black Dog, y entonces la poderosa maquinaria que es Led Zeppelin ya está en pleno funcionamiento, y no volverá a bajar de marcha.

Es entonces cuando el rubio cantante, que aún con los años mantiene una presencia seductora e intimidatoria, se dirige al público, agradeciéndole con su flema inglesa su presencia, y haciendo lo mismo con Jason Bonham, hijo del fallecido batería original, John Bonham. El frontman se desharía en elogios hacia él a lo largo del concierto, y lo cierto es que no son para menos, pues es un batería excepcional. No podían haber encontrado un sustituto mejor.

 


Vídeo. Black Dog teaser – (Celebration Day)

 

El concierto continúa con In My Time Of Dying, en que Page ya ha cambiado de guitarra, y un tema que nunca se había tocado en directo, For Your Life, para hacer aún más especial la velada, si cabe. No podía faltar el blues que tanto inspiró a la banda, y antes de Trampled Under Foot, Plant aprovecha para mencionar al bluesman por excelencia Robert Johnson. Mientras, John Paul Jones se acomoda en el piano, donde es igual de certero que al bajo. Como siempre, se mantiene cediendo el protagonismo a sus compañeros, pero su importancia en la obra musical de Led Zeppelin es fundamental. Este fue uno de los temas donde más se vio disfrutar a la banda, que intercambiaron miradas y sonrisas cómplices durante todo el concierto.

Para Nobody´s Fault But Mine, Plant muestra sus dotes con la harmónica, antes de que una envolvente niebla nos introduzca en la mítica No Quarter. Since I Don’t Have You precede a otro de los grandes momentos, cuando Page se despoja de su chaqueta, y empapado en sudor saca un arco de violín, ante el clamor del gentío. ¿Alguien no sabe lo que toca? Por si hay despistados recordaré que se trata de la genial Dazed And Confused, que terminará con el guitarrista encerrado en una celda de láseres verdes.

John Paul Jones, Robert Plant, Jason Bonham y Jimmy Page

 

Y los dioses del Olimpo bajaron a la tierra. A lo largo de todo el concierto se emiten secuencias que pretenden trasladarnos a los 70, con imágenes recortadas por los laterales y de peor calidad, pero estas, con Page apareciendo con su clásica Gibson EDS-1275, de doble mástil, es especial. Todo el mundo sabe que va a empezar los acordes de la preciosa e inmortal Stairway To Heaven. Son 10 minutos mágicos, aunque no sonara todo lo bien que esperaríamos (los problemas de hacer sonar una guitarra de dos mástiles), con Plant luciéndose al final del tema, demostrando que sus cuerdas vocales podrían sobrevivir a un Big-Bang.

Con la misma guitarra doble arranca The Song Remains The Same, para encarar una recta final de lujo, con Misty Mountain Hop y la siempre grandiosa e hipnótica Kashmir, en la que el recuerdo de John Bonham vuelve estar muy presente, con Jason lanzando un beso al cielo al final del tema. La banda desaparece del escenario, y vemos su reaparición, sin las típicas grabaciones del público coreando el nombre del grupo durante minutos. El director Dick Carruthers va al grano en todo momento.

Los bises los abren con Whola Lotta Love, que descargan de forma directa, sin experimentaciones e interludios de “improvisación”, a excepción de varios y distintos efectos en el solo de guitarra. Tras volver a desaparecer del escenario, el inmortal Rock N’ Roll es el que pone el punto final a esta velada mágica, en el que Plant se atreve a cantarla por tonalidades altas, saliendo victorioso.

 


Vídeo. Lez Zeppelin Rock N’ Roll teaser (Celebration Day) 

 

El único pero que se puede poner a la película es que los promotores deberían cuidar más las salas donde se ofrecen este tipo de conciertos. Desconozco cómo sería en el resto de cines españoles, pero los de Diagonal Cinesa de Barcelona no ofrecieron las condiciones idóneas para disfrutar de la proyección. La sala escogida no ofrecía efectos de stereo y de adelante y atrás (principalmente porque éste último no existía), y fue la única razón por lo que el sonido no llegó a ser envolvente.

Por lo demás, Led Zeppelin escogieron cuidadosamente el setlist, con presencia de todos sus álbumes, a excepción de In Through the Out Door (1979), su último e injustamente infravalorado disco. Algunos siempre echaran en falta temas como Communication Breakdown o Inmigrant Song, pero lo cierto es que el repertorio, que se alargó hasta dos horas, era idóneo para poner el punto y final a una de las más grandes bandas del S. XX. Porque, no nos engañemos. Esto ha sido el final.

 

Texto: Tomás Catalán (@t_catalan)
Ilustración: Andrés Miguel

 


Vídeo.  Led Zeppelin – Celebration Day Trailer

 

Setlist de Celebration Day (escúchalo en Grooveshark al final del artículo -el catálogo de Led Zeppelin no está disponible en Spotify-)

1. Good Times Bad Times
2. Ramble On
3. Black Dog
4. In My Time Of Dying
5. For Your Life
6. Trampled Under Foot
7. Nobody’s Fault But Mine
8. No Quarter
9. Since I’ve Been Loving You
10. Dazed And Confused
11. Stairway To Heaven
12. The Song Remains The Same
13. Misty Mountain Hop
14. Kashmir
15. Whole Lotta Love
16. Rock And Roll

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


tres − = 1