Lemmy: 49% Motherfucker 51% Son of a Bitch (Documental) (Review)

Lemmy

Lemmy: 49% Motherfucker 51% Son of a Bitch
Greg Olliver, Wes Orshoski, 2010 (117 minutos)
Lemmy Movie LLC
6/10

 

Sé que lo que voy a decir es una herejía, y mucho más escribiendo en una página con El Lado Oscuro de La Luna, pero es la verdad y eso creo que tiene que ir por delante. Señoras y señores, no soy fan de Motörhead, es más hasta que no he visto esta película ni tan siquiera sabía cuál era el nombre de su cantante. Lo dicho, una herejía, algo imperdonable pero la verdad pura y dura. ¡Qué le vamos a hacer!

 

Y comento esto porque en mi opinión creo que es algo destacable e incluso positivo para poder hacer una crítica lo más parcial y justa posible a Lemmy, documental dirigido por Greg Olliver y Wes Orshoski en 2010.

Así os diré que la peli me ha parecido interesante cuando menos ya que me ha permitido acercarme a una de las figuras más relevantes de la historia de la música popular de los últimos años. Lemmy Kilmister es un tipo digno de ser conocido y, sin duda, con carisma, algo que el documental ya se encarga de dejar bien claro a los espectadores, quizás en exceso, diría yo. Porque sí, Lemmy lo tiene todo para que nos interesemos por él: una formación musical apabullante (algo que a un servidor le ha parecido más que revelador), un bagaje previo a  Motörhead notable, unas cuantas anécdotas realmente sabrosas, un lado humano divertido y casi entrañable, una relación con unos cuantos vicios inconfesables que aquí son confesados, … Vamos, que sí, que la peli merece ser vista y que la figura de Lemmy es cuando menos notable. Pero que tampoco es nada del otro mundo. Y me explicaré.

Este documental trata de mostrarnos un reflejo de la vida y de la personalidad del líder de Motörhead pero, en mi opinión no pasa de ser un compendio, interesante, no lo niego, de todos los clichés achacables a toda estrella de un grupo de rock con una trayectoria más o menos extensa: autenticidad (Lemmy la destila a raudales, es innegable), talento musical, coqueteos con las drogas, el sexo y el alcohol, personalidad apabullante y algo díscola, … Motörhead y Lemmy fueron pioneros en esto del heavy metal y es verdad que alguna de esas poses se podría afirmar que casi las inventaron ellos, pero no es menos cierto que, al menos un servidor, ya las ha visto tantas veces que ya no le sorprenden demasiado.

Creo que el documental trata de erigir una especie de loa  o elegía a la figura de Lemmy, que no seré yo el que diga que no las merezca, pero creo que se queda a medio camino y el film únicamente nos sirva para saber algo que ya intuíamos o esperábamos de alguien como el líder de una banda como Motörhead. La película es correcta, interesante y casi notable pero, al menos a mí, no me ha sorprendido ni me ha emocionado, lo cual creo que es una tara cuando hablamos de cualquier creación artística.

 


Vídeo.  Trailer Lemmy (Con Subtitulos en español)

 

En definitiva, que Lemmy es una peli que hay que ver (sobre todo si eres aficionado al heavy) porque te entretendrá y te servirá para aproximarte a uno de los grandes de la música pero que como artefacto cinematográfico tiene unos cuantos aspectos a mejorar.

 

Texto: David Marteles (http://dioscocobufa.blogia.com)
Ilustración: Andrés Miguel 

 

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 × cuatro =