Los 10 discos de Matías RL (Divino Disturbo)

 Después de escuchar el impresionante debut de DIVINO DISTURBO, Op I (Lee nuestra reseña), uno se queda con la sensación de haber absorbido un montón de sonidos distintos en muy poco tiempo. No es difícil darse cuenta de que la música de estos madrileños bebe de muchísimas fuentes distintas, pero para hacernos una idea algo más aproximada de los orígenes, nada mejor que desgranar algunas de las influencias de su alma máter.

Matías RL, bajista y principal compositor de DIVINO DISTURBO, nos ha elaborado una interesante lista donde nos comenta algunos de los discos que más le han influido. Ha incluido en la lista tanto discos de Metal como de Música Clásica, aunque para no mezclarlos, los de Metal están los primeros en la lista. Están ordenados más o menos cronológicamente, no tanto por discos si no por grupos, según han ido influenciando al artista. Ahí va la lista:


PANTERA, Vulgar display of powerEste disco me sirvió para ver la música como forma de transmitir una sensación de una manera agresiva. Tanto la guitarra como la batería siguen siendo para mí un 10 tanto en ejecución como en sonido en sí… ¡brutal!


AMORPHIS, Tales from the Thousand LakesEl frío de Escandinavia condensado en un disco. No soy muy amigo de los guturales hoy en día, pero si tuviera que usarlos, lo haría de esta manera, ¡soberbio!


CRADLE OF FILTH, Dusk and her embraceTal vez en 2014 pueda parecer algo desfasado, pero en su día, tanta brutalidad, rapidez y tal vez ese toque de romanticismo me hicieron ver la música de otra manera. Si DIVINO DISTURBO conserva ciertas reminiscencias góticas es sin duda gracias a este grupo.


DIMMU BORGIR, desde Enthroned darkness triumphant hasta Puritanical euphoric misanthropiaEsta banda es muchísimo más importante que el resto de las mencionadas, pues si profundizas en ella fuera de lo musical (en lo musical los tres discos que comento son perfectos, ni un pero) te sumerges en una Europa pagana, anticarolingia, sin superchería alguna. De otro lado la importancia viene dada por la oscuridad que transmite, ya que DIVINO DISTURBO pretende transmitir lo contrario expresado de una manera parecida, usamos la oscuridad para resaltar la luz, no en un concepto cristiano, al contrario, DIVINO DISTURBO es claramente antimonoteísta, pero sí que esa luz viene inspirada por la naturaleza y por tratar de resaltar figuras o momentos históricos que han sido eclipsados por los que detentan esta idea de luz, como es el caso de Lilith (Layla) o Morrigan, demonizadas por cultos monoteístas orientales que tuvieron a bien meter las narices en nuestras fronteras.


SYMPHONY-X, desde Divine wings of tragedy hasta VIgual que con DIMMU BORGIR, SYMPHONY-X tienen una tríada de discos ante la que uno no puede decidir, ya que Divine Wings of Tragedy conjuga el metal con la música clásica como no lo ha hecho nadie, Twilight in Olimpus es un ejercicio de técnica hilado de una manera tan fina que cuando acaba el disco no recuerdas haberlo empezado a escuchar y V es la sublimación de los dos discos anteriores juntos, la esencia de SYMPHONY-X, aunque no sabría decir cuál de los tres es el mejor… me quedo con la mente de Romeo, un genio de nuestro tiempo al que admiraré siempre y que ha dejado una huella en mí sólo equiparable a la de autores clásicos.


RHAPSODY, Symphony of enchanted landsOtra vez la música clásica se cuela en el metal, pero esta vez de una manera tan rápida y enérgica que dado mi carácter extremadamente nervioso tenía que impresionarme sí o sí. Luca Turilli es otro de esos compositores que me han dejado huella por su buen hacer con música traída de otros tiempos, tal vez más ordenado y enérgico que Romeo, pero este último le gana el pulso claramente en un aspecto más global en cuanto a influencias.


BLIND GUARDIAN, Somewhere far beyondUna forma de hacer música que desconocía, tanta rapidez, tanta energía, pero sobre todo la forma de llegar a ser tan efectivo con tan sólo dos guitarras, bajo, batería y, por encima de todos, la voz de Hansi Kursch. Igual que pasa con RHAPSODY, BLIND GUARDIAN ha otorgado indirectamente a DIVINO DISTURBO de una de nuestras principales bazas, la rapidez.

(No es que a partir de descubrir a los clásicos empezara a menospreciar el metal, de hecho lo sigo oyendo asiduamente y lo practico en DIVINO DISTURBO, pero sí que subí un escalón en cuanto a lo musical, de hecho oyendo a los clásicos uno llega a la cima de la música y si los comprende, ve que todo lo escuchado antes está en un nivel muy inferior, por lo que captar la fuerza de un autor clásico que no disponía de instrumentos eléctricos pero era capaz de dotar a su música de una fuerza superior a la que sí los llevan, ha sido fundamental en mi forma de ver la música. Enumerar todas mis influencias dentro de los clásicos sería imposible, pues van desde la época barroca con Bach o Vivaldi hasta autores contemporáneos como Holst o Shostakovich y eso sin incluir a autores de BSO como John Williams o James Horner… sería interminable)


W.A. Mozart, RequiemCuando me meto en el terreno de los grandes, hablar excesivamente de ellos es algo que comparo a la blasfemia, pues soy consciente de que mi música jamás podrá ser comparable a la suya, pero si desde mi posición puedo hacer que con mi música se recuerde a la de ellos, para mí la misión está más que cumplida. El requiem de Mozart es algo que me gustaba mucho y que disfrutaba oyendo, hasta que lo vi en directo; la solemnidad de la obra, el manejo de los instrumentos y el coro, captar la esencia de un genio y el entorno físico me abrieron los ojos, no quería oír otra música que no fuera ésa. No puedo decir que esta pieza me haya influido a la hora de hacer mi música en DIVINO DISTURBO, pero sí a la hora de saber lo que busco en la música, que no sobre ni falte nada, que cada nota de cada canción sea la idónea y sobre todo, que tenga un motivo para estar ahí.


P.I. Tchaikovsky, Obertura 1812Esta pieza me hace agarrarme fuerte a mi asiento, me provoca ansiedad y triunfalismo al mismo tiempo, pero sobre todo, me hace insultar repetidamente al autor, pues alcanza tales clímax que al tiempo de oírla, casi siempre con las lágrimas casi saltadas me hace repetir “hijo de puta!!!” una y otra vez. El motivo de insultarlo es la maestría de la obra y la capacidad descriptiva de la misma ya que uno se siente un ruso dándole una patada en el culo a un francés hace dos siglos cuando oye la obertura (Y tras ver “V de Vendeta” dan ganas de más cosas que no diré para no meterme en problemas con nuestra querida justicia). La influencia de esta pieza es mi obsesión por describir historias y situaciones sólo con música.


L.V. Beethoven, Sinfonía Nº9Mi amigo “Don Luis” ha marcado mi forma de ver la música. DIVINO DISTURBO conjuga metal y música clásica, pero tanto esta pieza como la obra de este autor le han puesto fecha de caducidad a la banda. Si hago metal es porque no encuentro otra forma mejor de transmitir lo que quiero que no sea entre otros, mediante el doble bombo, riffs de guitarra y demás elementos típicos de una banda de este estilo. El día que me considere capaz de transmitir una centésima parte de lo que transmite esta obra recurriendo tan sólo a elementos orquestales, “evolucionaré” y dejaré el metal, pero de momento disfruto enormemente haciendo lo que hago y seguiré haciéndolo hasta que considere que soy capaz de hablar a través de la música de una forma más elevada.

 

DIVINO DISTURBO se encuentran actualmente presentando en directo su primer disco, Op I (Lee nuestra reseña), aunque con la vista puesta en su próximo trabajo, con el que sin duda su música seguirá evolucionando.

Próximos conciertos:

  •  7 de junio – Valencia (Sala Paberse Matao)
  • 20 de junio – Zaragoza (Pub Eccos)

Escucha Op I en Spotify:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


6 × dos =