Nightwish: Endless Forms Most Beautiful (Crítica de discos)

Nightwish (Floor Jansen)

NIGHTWISH: Endless Forms Most Beautiful
Nuclear Blast, 2015
9/10

 

Hablar de la banda finlandesa NIGHTWISH es hablar de palabras mayores en lo que a metal sinfónico se refiere. Una banda que lo ha conseguido todo, que ha sufrido de todo y que ha sabido renovarse disco a disco, ha sabido encontrar una línea de evolución positiva que les aporta frescura y sonidos muy interesantes, y sin duda alguna una buena muestra de todo esto es el nuevo disco que nos presentan en este 2015, el primero con la holandesa Floor Jansen como vocalista. Un disco lleno de matices y que hay que escuchar varias veces antes de poder emitir un juicio, titulado Endless Forms Most Beautiful.

Un trabajo que esperaba con muchas ganas, ya que la formación actual de la banda puede ser, sin duda alguna, la mejor que han tenido, con una vocalista tremendamente versátil, que es capaz de moverse en los registros operísticos que tanto marcaron la era de Tarja Turunen, y que también es capaz de llevar a su campo, de forma soberbia, los temas de la etapa de Anette Olzon, como ya pudimos ver en su último trabajo en directo, Showtime, Storytime. Ahora ha llegado el momento de que se acaben las adaptaciones y la holandesa tenga sus propios temas al frente de la banda, y de lleno nos metemos en este viaje de sonidos.

El disco empieza fuerte, con un tema con mucha garra y gancho, como es Shudder Before the Beautiful, tema donde el trabajo de Emppu Vuorinen vuelve a ser, como es habitual en él, de sobresaliente, demostrando que es un gran guitarrista. Un tema completo, con unos toques orquestales muy interesantes, pero que ante todo tiene mucha caña, para ser un tema dispuesto a enganchar ya desde el inicio del disco y que te sumerjas de lleno en este viaje de sonidos sin darte cuenta. Magnífica apertura para la nueva obra del maestro Tuomas Holopainen.

Con Weak Fantasy seguimos en la estela del tema anterior, caña y mucho heavy por doquier. Si algo destaca ya de entrada en estos dos temas son las ganas de Floor Jansen de demostrar que también ha aportado, ha puesto su toque en cada una de las once composiciones de este trabajo, y es algo que se nota si se presta especial atención al trabajo vocal, un trabajo que ella misma reconoció que le obligó a explorar un tipo de canto que no suele hacer. Sin duda, una apuesta arriesgada por parte de la banda, pero que creo que les puede salir muy bien, ya que han intentado no usar la faceta que todos conocemos de la vocalista; creo que han intentado buscar una faceta más inexplorada por su parte, haciendo así del sonido de la banda algo propio y algo novedoso, lo que me parece, como digo, arriesgado, pero en este caso creo que ha sido un acierto.

Y tras dos temas muy cañeros llegamos al tema de la discordia, el que fue el primer single del disco y que tanto dio que hablar, Élan. Tema que ha tenido de todo, desde personas que lo amaron desde la primera escucha hasta personas que tras escucharlo quince veces sigue sin gustarle, pero si algo tengo muy claro es que para gustos los colores, y que todas las opiniones son igual de válidas. El caso es que una vez escuchado en el contexto del disco, el tema hasta toma un matiz diferente, y se carga de calidad; aunque esto tampoco es del todo cierto, el tema tiene calidad por sí solo, pero en el contexto del disco encaja, y por eso parece que el tema mejora.

Yours Is An Empty Hope es otro tema que estoy seguro que va a generar mucho debate, y lo va a hacer por una razón muy sencilla: por momentos recuerda mucho a la fantástica apertura del Once, a Dark Chest Of Wonders; aunque a la vez es un tema bastante diferente. Tienen ritmos similares, ambos son temas con una magnífica y grandilocuente orquestación y, sobre todo, con muchísima caña, pero a la vez son diferentes, ya que la diferencia vocal es importante entre uno y otro, y eso es precisamente lo que dota de una personalidad diferente a cada canción. También destacable que se puede apreciar algún gutural ya en esta canción, un detalle aportado por Floor Jansen y que puede dar mucho juego (sobre todo como les apetezca repescar algún tema de Oceanborn para la gira).

Momento ahora para la imprescindible balada del disco, un tema que me conmovió desde la primera escucha, titulado Our Decades In The Sun; me conmovió por su temática, ya que es una especie de oda a los padres, y las líricas me han parecido de una belleza incuestionable. A nivel musical el tema es una auténtica maravilla, tiene todo lo que una gran balada debe tener, y además el campo vocal empleado le da un plus de magia, de sentimiento y de ese toque especial que sólo una banda como NIGHTWISH es capaz de usar, un tema que la primera vez que lo escuché me pareció bueno, sin más, y que tras varias escuchas ha terminado por parecerme uno de los mejores del álbum.

My Walden es una muestra clara de por qué creo que los instrumentos de Troy Donockley le sientan de maravilla a la música creada por Tuomas Holopainen. Las gaitas convierten a este tema en algo realmente adictivo, un tema muy trabajado y donde el juego de voces, como se viene apreciando a lo largo del disco, vuelve a sonar fantástico, aunque el peso vocal de Marco Hietala haya disminuido en relación a Imaginaerum, un detalle que no termina de gustarme, ya que creo que el finlandés y la holandesa pueden dar un juego vocal impresionante. Pese a esto, el tema, como digo, es muy interesante, el juego de gaitas es sensacional y el tema en sí está muy bien trabajado; un tema sencillo pero que derrocha calidad a raudales.

 

Video. Nightwish, Élan

 

Endless Forms Most Beautiful, el tema que da título al disco, es uno de los tres mejores del trabajo bajo mi punto de vista. Un tema con mucha fuerza, con una orquestación impresionante y con un estribillo de esos que se meten en la cabeza y no salen de ninguna manera, lo que hace de esta canción un tema realmente interesante, pegadizo, cañero y potente. Un tema donde la banda vuelve a sacar esa faceta que les catapultó del todo a la fama en el año 2004 y demuestran, de paso, que cuando les da por volver a hacer bombazos como los hicieron entonces, saben cómo hacerlos; si hace falta una prueba, este tema puede ser una buena muestra de ello.

El siguiente corte es un corte interesante, ya que me ha parecido una canción que está bien trabajada, pero que tampoco es de las más complejas que he escuchado de esta banda a nivel compositivo, empleando una fórmula relativamente sencilla, pero algo tiene Edema Ruh, que sobre todo en los estribillos, el juego vocal con el teclado le da un toque casi mágico a la canción, haciendo de la misma una muy interesante, y que a más de uno enganchará bastante; como digo, un tema curioso por ese detalle precisamente, porque sin ser de los más complejos a nivel compositivo que hemos visto en la trayectoria de la banda, pueden llegar a ser de los que más enganchen.

Alpenglow, como pasaba con My Walden, es otra clara muestra de todo lo que los instrumentos celtas pueden aportar a la música de la banda, un tema completo a nivel compositivo, y donde una vez más, el juego vocal vuelve a ponerse al máximo nivel para ofrecer un magnífico tema con el que encarar la recta final de un disco sorprendente. Este tema, y de esto estoy completamente seguro, será uno de los que se pidan en los set-list, y será uno de los que más hagan saltar al público cuando lo interpreten en directo.

El penúltimo corte del disco es el instrumental que, desde hace algunos discos, se ha convertido en algo casi obligado. The Eyes of Sharbat Gula es, seguramente, el tema más difícil de evaluar en el trabajo, ya que es el tema que en la primera escucha me pareció más flojo, más falto de ese punto que hace de cada tema de esta banda una experiencia única, pero que a medida que lo vuelves a escuchar una y otra vez, va cogiendo diferentes matices, llegando a ser un tema complejo de describir y un tema que se hace interesante de escuchar, sobre todo teniendo en cuenta lo que cierra este disco.

Y es que The Greatest Show On Earth es de esos temas que surgen tras algún tipo de espacio de tiempo en el que darle vueltas a mil y una cosas, y que la mente del compositor de esta banda es capaz de convertir en una verdadera montaña rusa de sonidos de 24 minutos de duración, una auténtica barbaridad. No obstante, pese a que ver el tiempo que dura el tema en el reproductor hace que hasta tengas algo de temor, el tema se pasa rápido, ya que la variedad de sonidos, ritmos y, sobre todo, orquestaciones que se pueden apreciar a lo largo del tema, es algo de sobresaliente, y sin duda alguna es el broche de oro perfecto para un trabajo como este. Si en su trabajo anterior ya tuvimos alguna muestra de que Tuomas Holopainen le está cogiendo el gusto a esto de hacer temas largos con unas líricas de lo más interesante y sonidos muy trabajados y logrados con Song of Myself, con este The Greatest Show On Earth vemos la evolución de ese trabajo. Un detalle destacable también es que se puede apreciar muy claramente a qué me refería previamente cuando indicaba que el juego vocal entre Marco Hietala y Floor Jansen puede ser tremendamente interesante, ya que si bien es cierto que durante el disco nos han dejado algún detalle, hay un fragmento de este tema donde se aprecia en su máximo esplendor (guturales incluidos), un tema de bella factura, sin duda alguna, y junto a la balada y el tema que da título al disco, este completa la terna de mejores temas del disco, pero que esto no lleve a equívoco, ya que el disco entero derrocha calidad y tiene grandes canciones.

 

Video. Nightwish, Endless Forms Most Beautiful (Trailer)

 

En definitiva, y como viene siendo habitual desde la edición de Dark Passion Play en el año 2007, el disco tendrá gente que le entusiasme, gente que le pase sin pena ni gloria, y gente que odiará el disco; como he dicho antes, para gustos los colores ya que todas las opiniones son legítimas y respetables. Lo que sí hay que tener claro es que quien espere encontrar elementos de AFTER FOREVER en el disco, e incluso de REVAMP, se va a llevar una decepción importante, ya que como hemos comentado previamente, han tratado de evitar usar esa faceta de Floor Jansen que todos conocemos, haciendo que ella misma tenga que explorar otros campos de su registro vocal que no está habituada a usar, y haciendo, de esta manera, un disco nuevo, un soplo de aire fresco en el seno de una banda que, tras 20 años y un importante éxito mundial, está considerada uno de los máximos exponentes del metal sinfónico, y de alguna forma necesitaban esto. Vientos nuevos corren por la gélida Finlandia, y NIGHTWISH está dispuesto a aprovecharlos al máximo; este Endless Forms Most Beautiful es, sin duda alguna, buena muestra de ello. También destacable el gran trabajo que hace Kai Hahto, del que no se ha comentado nada a lo largo de la crítica, pero que tras escuchar el disco varias veces creo que ha suplido a la perfección a Jukka Nevalainen, demostrando por qué ahora mismo es uno de los mejores bateristas de Finlandia.

 

Texto: Adrián Jiménez
Ilustración: Andrés Miguel

 

NIGHTWISH son:

  • Floor Jansen (Voz)
  • Tuomas Holopainen  (Teclado)
  • Marco Hietala (Bajo)
  • Emppu Vuorinen (Guitarra)
  • Jukka Nevalainen (Batería) (salvo en Endless Forms Most Beautiful)
  • Troy Donockley (Gaitas, flautas)
  • Kai Hahto (Batería en Endless Forms Most Beautiful (álbum))

 

Tracklist:

  1. Shudder Before The Beautiful
  2. Weak Fantasy
  3. Élan
  4. Yours Is An Empty Hope
  5. Our Decades In The Sun
  6. My Walden
  7. Endless Forms Most Beautiful
  8. Edema Ruh
  9. Alpenglow
  10. The Eyes Of Sharbat Gula
  11. The Greatest Show On Earth

 

Sus redes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


8 − = tres