Obsidian Kingdom: Mantiis (Review)

Obsidian Kingdom

OBSIDIAN KINGDOM: Mantiis

Autoeditado, 2012

8/10

Tras dos interesantes EPs de Black/Death Progresivo, la formación catalana Obsidian Kingdom ha sacado, por fin, su primer larga duración bajo el nombre de Mantiis, que se coloca como uno de los lanzamientos nacionales más interesantes del ya pasado 2012.

Desde la kafkiana portada, pasando por los 14 cortes (pensados como uno solo) hasta la variedad presente, todo está perfectamente calculado. El Metal Extremo Progresivo de sus anteriores obras permanece, coqueteando con otros géneros como el Post-Rock, el Rock Progresivo y Alternativo. Not Yet Five es una pieza Post-Rockera, muy ambiental, rozando lo onírico y un aire oscuro pero melancólico, que sirve como preludio a lo que está por llegar, Oncoming Dark. Comienzo acústico y tranquilo, con una interpretación vocal apagada pero muy sentida, totalmente en la onda de Jonas Renske de Katatonia, antes de que el tema se metalice, con detalles como voces dobladas y pesados guitarrazos. Empalma directamente con la instrumental Through the Glass. Misteriosa, retorcida, oscura, y en crescendo, ganando poco a poco en atmósfera (ojo al teclado) y en pesadez, desembocando en Cinnamon Balls. Los registros blackers en la voz, riffs con regustillo Math Metal… las influencias del quinteto catalán se ven deprisa, pero las conjugan tan bien que no se les puede achacar un sonido genérico, para nada.

The Nurse reinicia el aparato, otra parte instrumental con función ambiental. Casi no podemos hablar de cortes, si bien son 14 temas, fluyen como uno solo, la idea original de la banda queda fielmente reflejada en Mantiis. Answers Revealing coquetea ligeramente con el Jazz en sus rítmicas, aparte del Metal Progresivo que facturan, adornado con elegantes voces limpias. Last of the Light es desquiciada y desquiciante, cambia, muta, incluye saxofones, voces guturales, tempos más veloces, atmósfera y abrasividad… una maravilla, de los mejores cortes del disco, 5 minutos que pasan volando. Genteel to Mention arroja algo de luz, con un acompañamiento de teclado delicioso, un tema con mucho cuerpo y, de nuevo, proponiendo variedad dentro del mismo disco. Con Awake Until Dawn volvemos al Metal Progresivo de contrastes: líneas de guitarra melódicas y espesas, un tempo lento, pero con guturales agónicos por delante, con una sección central pesadísima y un final a piano y sintetizador elegantísimo. Haunts of the Underworld, con unos coros de fondo exquisitos y unas líneas de guitarra excelentes, es una de las mejores canciones instrumentales del plástico.

Basada sobre todo en la percusión, Endless Wall cuenta con una base rítmica potentísima, las guitarras, el teclado y la voz gutural sirven como acompañamiento en un tema pesadísimo, de los más abrasivos del disco, con mucha influencia del Metal Extremo, aplastante, sin alcanzar nunca tempos veloces. Fingers in Anguish es totalmente atmosférica, de lo poco pasable del disco, justo antes de una Ball-Room que es todo lo contrario: la típica pero efectiva intro a batería antes de otra ración de Metal Progresivo extremo, totalmente deudor de gente como Enslaved, con algunos adornos a base de voces limpias y un gran sentido del ritmo. El cierre con And There It Was está bastante calculado: empezamos como veníamos haciendo desde hace un tiempo, con mayor violencia sonora, una elaboración musical exquisita, guitarras brillantes, y algunas poderosas voces más limpias, algo más rotas que de costumbre, terminando con un regustillo a Drone/Ambient y silencio.

Obsidian Kingdom, Oncoming Dark (Mantiis, 2012)

El debut de este quinteto se coloca desde ya como uno de los lanzamientos más interesantes del año en lo que a Metal se refiere, con ideas bastante claras y notable diversidad musical, pero sobre todo, con atisbos de personalidad propia, que seguramente irán a más con los siguientes trabajos, y una producción nada desdeñable. Habrá que esperar, pero el grupo pinta de miedo. Otra muestra de que en el underground se esconden grupazos que poco tienen que envidiar a los de fuera. Podéis escuchar y haceros con Mantiis en el Bandcamp del grupo. ¡Y además es autoeditado!

Texto: Pablo García

Ilustración: Andrés Miguel

4 thoughts on “Obsidian Kingdom: Mantiis (Review)

  1. Pingback: Cult of Luna + Obsidian Kingdom: Barcelona (Razzmatazz 2) 31/01/2013 (Crónica de conciertos) | El Lado Oscuro de la Luna

  2. Pingback: Obsidian Kingdom: Torn & Burnt (Crítica de discos) | El Lado Oscuro de la Luna

  3. Pingback: Nike Vision SQ – Gafas, color oscuro obsidian / matte / platino | Gafas

  4. Pingback: Sólstafir + Esben And The Witch + Obsidian Kingdom: Crónica de su concierto en Madrid (Sala Caracol) 26/11/2014 | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


1 + cuatro =