Rosendo: Crónica y fotos de su concierto en Zaragoza (River Sound Festival) (09/10/2014)

ROSENDO
Zaragoza, River Sound Festival (Párking Norte Expo)
Jueves 9 octubre 2014
7,5/10

 

Tras el exitoso concierto de Las Ventas, la esperada visita de Rosendo a la capital aragonesa suponía una nueva ocasión para ver en directo a una de las figuras más importantes de la historia del Rock de este país. La guitarra carabanchelera no defraudó y Zaragoza, con una carpa a medio gas, disfrutó de su música. El concierto se convirtió en un repaso biográfico del cantante, que tocó canciones de hasta 13 discos distintos, resultando la respuesta del público demasiado contrastada entre los nuevos temas y los clásicos.

Rosendo en las Fiestas del Pilar 2014 de Zaragoza (River Sound Festival)La cita comenzó con impuntualidad. Una hora y media más tarde de lo pronosticado, con la lluvia fina acariciando los extremos de la carpa, el trío se abrió paso en el escenario al ritmo lento de  A donde va el finado, tema perteneciente a su antepenúltimo disco de estudio: El endémico embustero y el incauto pertinaz (2007). El público, impaciente, recibió con escepticismo el comienzo del espectáculo.

El sonido, correcto en el centro de la carpa, aunque menos nítido en las primeras filas, se mezclaba con leves amagos de movimiento y una pobre iluminación. En estas circunstancias, la banda continuó el arranque del concierto con De nada más, un tema con una gran historia que dejó a muchos inmóviles a pesar de tratarse de una canción con más de 25 años de trayectoria, pues fue grabada en …A las lombrices (1987).

Entre tímidos aplausos y ajustes de guitarra, irrumpió Listos para la reconversión, un tema de sobra conocido que encabeza el álbum homónimo de 1988, en cuyo solo Rosendo demostró que éste iba a ser su recital particular y que se encuentra en plena forma con las seis cuerdas. Introduciendo intensidad y sin descanso, la banda enlazó el tema anterior con Cosita, homenaje a las primas Elena. La respuesta del público aumentó tanto en ritmo como en sonido.

Así llegó Al lodo brillo, el tema que da comienzo al último trabajo, Vergüenza torera (2013) (lee nuestra reseña). Y ocurrió lo que era de esperar. La mayor parte del público, de mediana edad, no respondió y el poco movimiento del respetable se reflejaba, como en un espejo, en la quietud estática del grupo.

 

Rosendo en las Fiestas del Pilar 2014 de Zaragoza (River Sound Festival)

 

Comenzó a cambiar la escena cuando llegó la siguiente canción, Hasta de perfil, una fría crítica al poder establecido, que levantó el ánimo de buena parte de los presentes. En el ambiente se palpaba que los himnos cada vez se hallaban más cerca. Tras otra muestra de técnica y eficiencia en el solo, el guitarrista recibió el primer gran aplauso de la noche.

Demostrando un buen entendimiento y una gran compenetración, la banda suplicó Amaina tempestad, un tema reciente, correspondiente al disco A veces cuesta llegar al estribillo (2010). El bajista del trío, Rafa J. Vegas, en una muestra de cómplice solidaridad, acompasaba en cada estribillo a un Rosendo que, aún encontrándose en buena forma, asentía con la voz resquebrajada.

Y sonaron los primeros acordes rockanrolleros de Cuando…, un tema de su último trabajo. Como ocurrió a lo largo de todo el concierto, los temas más recientes no consiguieron arrancar la euforia de un público que parecía, por momentos, desconectar con el ambiente.

Y en esta misma línea llegaron los dos temas siguientes: Muela la muela y Vergüenza torera. Toalla en mano, Rosendo daba las primeras muestras de cansancio entre canción y canción. Sin embargo, los solos sonaron con una gran definición. Ambas canciones, cargadas de contenido político, tuvieron respuesta entre los más jóvenes al grito de ¡Viva la revolución!, en el caso de la primera, y de ¡Vergüenza torera! y ¡Mienten!, en el segundo, que Rosendo dedicó expresamente a los sinvergüenzas de este país. Hubo otra gran ovación y se percibía un carácter mucho más festivo que al comienzo del concierto.

Rafa J. Vegas (Rosendo) en las Fiestas del Pilar 2014 de Zaragoza (River Sound Festival)De nuevo contrariedad cuando Rosendo y sus acólitos prosiguieron con Salud y buenos alimentos, del disco ¡Deja que les diga que no! (1991), que arrancó tan solo  tímidos bailes del público al son del Rock´n´Roll de Carabanchel. Y, de nuevo, cambio de rasante y vuelta de campana.

El público se vino arriba como nunca con la llegada de un clásico de LEÑO, Sorprendente, que Rosendo dedicó a Antonio, más conocido como Tony Urbano, bajista de la mítica formación madrileña, y fallecido a finales de agosto (más información en esta noticia), en un emotivo momento para su recuerdo. Ayudando a su malherida garganta, el público se hace oír al ruego de dime qué puedo hacer por ti. Una multitudinaria ovación cerró esta célebre canción que acabó con un brindis LEÑO pa’ siempre y un público que coreaba al unísono el nombre de esta gran banda.

El cambio de tercio duró esta vez, un impasse de tres canciones. Todas ellas de la primera década del segundo milenio. Primero, Cada día, del LP Lo malo es… ni darse cuenta (2005), que el público apoyó como pudo. Luego, La verdad vencida, de El endémico embustero y el incauto pertinaz (2007) en la que se manifestó una inquietante quietud del respetable y de la banda, que llevaba todo el concierto muy estática.

Después, Sufrido, del Veo, veo…mamoneo (2002) dejó clara cuáles eran la virtud y el defecto por excelencia. La virtud: la corrección sonora y la técnica bien definida de la banda. El defecto: la quietud y la desconexión entre el trío y el público, que achacaba, en ocasiones, una mayor compenetración y actitud en el escenario. Tirando cada vez con más asiduidad de toalla, Rosendo pronosticaba que se acercaba la parte final del concierto.

 

Rosendo en las Fiestas del Pilar 2014 de Zaragoza (River Sound Festival)

 

Era la recta final y había que darlo todo. Desde la batería, Mariano Montero dio muestras de encontrarse en un gran momento y agilizó la célebre En agua caliente, que tuvo una gran respuesta por parte de la audiencia. Como en la canción, a Rosendo también se le mantienen los huesos. Terminado el baile al son del buen ritmo, llega una de las últimas que más repercusión mediática han tenido: Masculino singular. La explosión del público deviene en bailes desatados a lo largo y ancho de la carpa (que estuvo a mitad de aforo a lo largo de todo el concierto) indicando que estaba a punto de llegar el punto álgido de la noche.

Y llegó con las siguientes tres canciones: Flojos de pantalón demostró ser una de las más cantadas. El respetable correspondió a un Rosendo que entregó toda su voz a la causa, poniendo toda su fuerza de voluntad. El solo más esperado del concierto salió correcto, al igual que todo lo que sonó a través de esa guitarra. El movimiento del público contagió a la banda y, por primera vez en todo el concierto, Rosendo comenzó a girar sobre sí mismo y a correr de un lado a otro del escenario. Por supuesto, el gesto repetido de la toalla en su cara no cesaba. Y vino otro tema célebre, Pan de higo, que mantuvo la tensión generada con el anterior dando como resultado el canto a capela del estribillo por parte del público.

Por último, quizá la más célebre o, al menos, la más sonada: Agradecido. Aunque la despedida cada vez era más inminente, el respetable saltaba y coreaba el estribillo como si quisieran congelar, en este punto, la lluviosa noche. Zaragoza se encontraba agradecida con el trío y una merecida ovación puso fin al concierto.

Rosendo en las Fiestas del Pilar 2014 de Zaragoza (River Sound Festival)Mas nadie creía que la cosa iba a quedar así. Un primer encore comenzó tras los reclamos de una audiencia que todavía esperaba algún clásico más. Y Rosendo prosiguió, como si nada hubiera ocurrido, con Y dale…, tercera canción consecutiva del adorado álbum Loco por incordiar (1985).

Un último cambio de tercio supuso el siguiente tema: Majete, que nos trajo de nuevo al ocurrente Rosendo de principios de los 2000. En todo momento mantuvo el tipo y la corrección en el uso de la guitarra, aunque de nuevo algunos parecían espetarle más presencia en el escenario, ya que su actitud era poco enérgica. Volviendo a su debut solista, la banda ofreció su Loco por incordiar, que supuso una especie de oración final para clausurar el acto. Todo ello en medio del alocado baile de los presentes.

Baile que cesó, tan solo, durante la brevísima pausa que realizó la banda al término de dicha canción. Un segundo y último encore comenzó y terminó con la mítica Maneras de vivir. Ahora nadie dudaba de que el fin estaba cerca así que, unos en solitario, otros agarrados, todos disfrutaban con el propósito de desgarrar sus cuerdas vocales y que sus alaridos llegasen a los oídos de Rosendo.

 


Concierto de Rosendo en el River Sound Festival #riversoundfest. Vídeo de River Sound Festival

 

Por último, y a modo de conclusión, anotaremos lo siguiente. Claro está que Rosendo no es infatigable ni inmortal. Los años no perdonan y, a pesar de la corrección en la técnica, la voz se oxida y el espíritu no es suficiente, al menos de puertas a fuera. El padre del Rock Urbano demostró estar muy en forma aunque cada vez sus nuevos discos no terminan de conectar con un público que espera, irracionalmente, que vuelva a componer las canciones clásicas. Esta desconexión se aprecia de inmediato en el contraste del comportamiento del respetable ante temas clásicos y temas recientes.

Por último, es importante comentar que el escenario no estuvo a la altura de una banda tan importante en la música de nuestro país, como ha sido la de lmadrileño en los últimos 30 años. Tanto la disposición del stage como la iluminación fueron demasiado austeras para un concierto de estas dimensiones.

En una frase: el amigable Rosendo hizo cuanto estuvo a su alcance para intentar satisfacer a unas fieras avivadas que tan sólo querían escuchar temas ya demasiado exprimidos.

 

Texto: Filomeno Cucaracha
Fotos: Patricia Morlans
Ilustración: Andrés Miguel 

 


Setlist en Spotify del concierto de Rosendo en Zaragoza 09/10/214

 

Galería completa (click para ampliar)

También en https://www.flickr.com/photos/elladooscurodelalunarock/sets/72157648454019278/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


siete − 1 =