Somas Cure: Mitos (Crítica de discos)

Somas Cure

SOMAS CURE: Mitos
Fair Warning, 2015
8,5/10

 

No son  pocas las ocasiones en las que el debate sobre el relevo en el Metal nacional sale a colación. Hay quien sostiene que ya no salen bandas “como las de antes”, mientras que otros aseguran que la escena metálica española goza de buena salud. Está claro que esto también depende de gustos, pero más allá de discusiones peregrinas, hay que reconocer que a día de hoy, en España, hay formaciones que piden a gritos entrar en la primera división del Rock Duro estatal. SOMAS CURE es una de ellas. Este jovencísimo quinteto madrileño irrumpió en 2013 con su excepcional debut, Equilibrium, un tremendo disco que les llevó a formar parte de la gira de SKUNK D.F. y a tener el reconocimiento de buena parte de la crítica especializada.  En 2015, con muchas experiencias aprendidas y las ideas todavía más claras,  regresan con otro incontenible ejercicio de imaginación, potencia, calidad y melodía: Mitos.

Somas Cure MitosEste segundo plástico, producido por ellos mismos (con la ayuda de Carlos Santos) y mezclado por Mika Jussila, rezuma juventud, desparpajo y ambición, además de una tremenda sensibilidad plasmada en contundencia y riffs abrasadores. SOMAS CURE recoge lo mejor del Metal moderno actual, con influencias tan obvias como el Groove o el  Metalcore, y lo traslada con mucha naturalidad a su terreno, dotando de una asombrosa personalidad a la totalidad de los temas de este nuevo compacto. Buen ejemplo de ello son los desgarradores La Huida o Uno de Cientos. En ambas ocasiones somos aturdidos por ritmos de batería muy dinámicos y unos nerviosos riffs de guitarra, así como por las frescas melodías que interpretan las seis cuerdas de Álvaro Longarela y Borja Iglesias. En ambas pistas también resaltan los incesantes contrastes de estructura y, cómo no, una de las más reconocibles señas de identidad de SOMAS CURE: la voz de Txema Fonz, increíblemente versátil y con un rango de registros tan amplio como espectacular.

Otra de las cualidades de Mitos es la complejidad de una buena parte de las pistas, ya que tanto el trabajo instrumental como la construcción de los temas son esplendorosos. En el disco hallaremos muy pocas repeticiones de ideas, por lo que desde el inicio se revela como una obra muy rica en matices y ligera de escuchar. Y para muestra un botón. Belial abre el compacto y resume perfectamente el contenido del cedé. La rabia que exhala esta canción viene asentada en una estructura diferente, nada típica, y con unas líneas vocales muy trabajadas. La intensidad en este corte es extrema, y los guturales del cantante madrileño ponen los pelos de punta por su profundidad.

Helios y Di mi Nombre fueron los dos atinados adelantos del plástico. La primera es, seguramente, de las mejores pistas de Mitos. Multitud de estilos e influencias confluyen en un corte con la dosis perfecta de sensibilidad y caña en cada momento. La base rítmica de Víctor Pérez y Darío Gómez son la pieza fundamental en otro gran tema que, como el resto de canciones del  elepé, ofrece una fantástica letra. La segunda es un pelotazo seguro desde el arranque, ya que el delicioso estribillo es quien nos introduce en este pasaje ultrapegadizo, que esconde en su interior las partes más salvajes y trepidantes de Mitos. Una vez más volvemos a los contrastes y los continuos cambios. El talento y la creatividad de los cinco músicos es asombroso. El Bueno Soldado es, quizás, la composición que pasa más inadvertida en el compacto. Su estribillo no es de los más memorables, y aunque tampoco penalice el resultado final, si es cierto que no es de los que marcas en rojo tras las escuchas.

 


Vídeo – SOMAS CURE – Helios 

 

Mitos es una obra redonda y con escasas fisuras, y en buena medida es gracias a la diversidad que guarda en sus entrañas. Todos los arrebatos de locura guitarrera tendrían poco sentido sin entender la otra cara de la moneda del quinteto: la melodía. El medio tiempo Despierto, El Reino del Lobo o Llueve son el grupo de piezas más accesible de Mitos. Esta última es más pesada que la media, y su gran valor reside en una letra inconmensurable. Las partes musicales se toman un pequeño respiro y el peso de la canción se lo lleva el texto de la misma.

Es una pista más directa, como también lo es Despierto. Aquí SOMAS CURE nos ofrece un lado mucho más sensible y armonioso, con guitarras abiertas, más relajadas y un estribillo muy adictivo. Los tramos sin distorsión cobran protagonismo, al igual que sucede en El Reino del Lobo, corte en el que han contado con la colaboración de Leire Antoñanzas al violonchelo. Este melódico aporte es otra muestra de los pocos complejos y de la amplitud de miras de la banda. Esta canción se va cargando con el transcurrir de los segundos y se convierte en otra de mis favoritas.

Pocas formaciones en nuestro país pueden presumir de explorar tantos campos en su segundo larga duración. El descaro con el que SOMAS CURE ha hechos Mitos es increíble. Han conseguido superar las expectativas y han elaborado una obra tan equilibrada como apasionante. El disco suena como un gigantesco rodillo, lo que unido a la grandeza de las composiciones nos hace pensar que podemos estar ante uno de los mejores plásticos del género en 2015. Estamos en abril y el tiempo dictará sentencia, pero creo no aventurarme en exceso en esta afirmación.

 


Vídeo – SOMAS CURE – Nunca Jamás 

 

La guinda la pone Nunca Jamás, una pieza llena de ternura en la que la voz de Txema Fonz se desnuda ante un piano en la enésima vuelta de tuerca de Mitos. Hay que tener mucho carácter para cerrar de esta guisa un cedé de Metal contundente, pero es que a este quinteto le estorban las etiquetas y los esquemas preconcebidos; y eso es lo que me convence de ellos. Tal vez el paso de los años haya hecho que descienda el número de guturales en sus temas, algo que ciertos sectores podrá criticar, pero que, en mi opinión, no ha hecho más que agrandar las miras de una formación sin vértigo ante el éxito. Es muy posible que su propuesta llegue solamente al público más joven o abierto, ya que los convencionalismos no están en su catálogo de ideas, pero esto no es óbice para que si yo tuviera que apostar por un grupo que dentro de 15 años tire del carro del Metal español, sin duda, lo haga por SOMAS CURE.

 

Texto: José Manuel Taboada
Ilustracióm: Andrés Miguel

 

Tracklist: (puedes escucharlo en Spotify al final del artículo)

  1. Belial
  2. La Huída
  3. Llueve
  4. Despierto
  5. El Reino del Lobo
  6. Uno de Cientos
  7. El Buen Soldado
  8. Di mi Nombre
  9. Helios
  10. Nunca Jamás

 

Formación:

  • Txema Fonz – Voz
  • Álvaro Longarela – Guitarra
  • Borja Iglesias – Guitarra
  • Víctor Pérez – Bajo y coros
  • Darío Gómez – Batería

 

Mitos se puede descargar de manera gratuita desde la página web de la banda. Igualmente, el compacto se puede adquirir en formato físico en la tienda en línea del grupo, incluyendo un deuvedé con el “cómo se hizo”, entrevistas, vídeo clips y más material extra, todo ello presentado en un cuidado digipack doble.

 

Más información en:

 

One thought on “Somas Cure: Mitos (Crítica de discos)

  1. Pingback: ¡Nuevo podcast disponible! Hoy, entrevista a Somas Cure | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


5 × = cuarenta