Zenobia: Supernova (Crítica de discos)

ZENOBIA: Supernova
Duque Producciones, 2014
8/10

 

Por fin tenemos ante nosotros el último trabajo de los riojanos ZENOBIA. Aunque parece que fue ayer, ya ha llovido desde aquella importante gira nacional que emprendieron junto a sus compañeros de batallas power metaleras DÜNEDAIN. Atrás quedaron esos inicios que toda banda debe sobrellevar para triunfar. Es su momento. Por ello, “Supernova” se plantea como  el trabajo que debe asentarlos en la primera fila del heavy clásico nacional, esa que está reservada solo a los mejores.

Aunque decir que este álbum debe ser el encargado de confirmar a ZENOBIA como realidad y no como una simple promesa, me parece un poco injusto. Pienso que, de cara al público en general, es difícil negar que Armageddon (lee nuestra reseña) ya realizó esa tarea hace dos años con bastante éxito. Pero, para quien escribe, la banda todavía necesitaba un salto definitivo, ya que ninguna de sus trabajos anteriores me parecía redondo. Más allá de varios temas de calidad que han destacado por sí solos, creo que todos sus CD’s tenían una cantidad de relleno importante que me echaba bastante para atrás.

Los últimos tiempos no han sido sencillos para la banda. En pleno proceso de grabación de “Supernova”, su guitarrista y su bajista abandonaron el barco, estableciéndose el grupo de nuevo como un cuarteto. Salva Hache se hace ahora cargo de las líneas de bajo, y el elegido para volver a domar la bestia de seis cuerdas no ha sido otro que el mediático (y ampliamente conocido en la red) Victor de Andrés. No me cabe la más mínima duda de que la contratación del pirata de Bierzo va a ser un acierto absoluto, ya que derrocha carisma y calidad instrumental. Todo esto sin entrar en su posible aportación a la composición en el futuro. Obviamente no ha podido colaborar en ese aspecto en este  disco por su llegada express al grupo.

Pero vamos a lo que verdaderamente importa, que no es otra cosa que el contenido musical. En líneas generales, creo que “Supernova” no va a hacer más que dar alegrías a ZENOBIA. Estamos ante su disco más variado, trabajado y completo. La producción es muy buena, hay que decirlo bien alto. Las canciones suenan potentes y claras, no hay fisuras. Han conseguido sacarle un juego realmente bueno a las guitarras, y la base rítmica da gusto. Por cierto, el bajo se escucha claro y participa (sin excesivo protagonismo tampoco) activamente en los temas. Algo que, por desgracia, parece excepción y no regla para algunas bandas de power/heavy metal de este país. En fin, una de esas cosas que nunca entenderé. La portada de Marschall, como casi siempre, es muy buena. Creo que la de Armageddon era aun mejor, pero una cosa no quita la otra.

En cuanto a los temas en sí, la banda ha innovado. Sin abandonar esa esencia clásica que ha acompañado al grupo desde siempre, este CD va a convencer también a aquellos que busquen algo un poco menos encasillado. A ver, no nos confundamos. A los que más atraerá será, lógicamente, a los fans de ZENOBIA, a los amantes del heavy de toda la vida. Pero la música de la banda ya no es solo eso y nada más, hay muchos matices. Y es algo que se agradece mucho. Por cierto, 10 cortes, 45 minutos. Más que suficiente para un álbum de estas características, porque impide que sobre nada.

Borraré tu Nombre es la primera en caer. Un tema que, sencillamente, te obliga a meterte de lleno en el disco sin contemplaciones que valgan. Perfecta para captar tanto al que escucha a la banda por primera vez con este álbum o al seguidor veterano; va muy en la onda de canciones como Lengua de Serpiente u otras que han marcado la historia del grupo. Riff de la vieja escuela, ritmo frenético, un estribillo que es seguro de vida (¡¡Nos veremos en el infieeeeeernoooo!!)… Sin ser de esos temas que sorprenden por la novedad, se convierte al instante en uno de los mejores momentos del disco. Infalible

Con La última vez imprimimos incluso un poco más de velocidad, a la vez que descubrimos rápidamente una melodía de guitarra muy seductora de escuchar. Otro corte de los de toda la vida, así como uno de los pocos que no me han encandilado demasiado. Como punto reseñable, decir que el solo de guitarra tiene un guiño muy claro a la melodía que escucharemos luego en Supernova. Llamativocuanto menos.

 

Vídeo. Zenobia, El sueño de un loco

 

El sueño de un loco va a marcar un punto y aparte. Estamos ante una de las mejores canciones que haya creado nunca ZENOBIA. Un medio tiempo genial, con un ambiente realmente conseguido (a juego con la temática), gracias al sobrio apoyo del bajo y unas guitarras que campan a sus anchas por las estrofas. El estribillo es el mejor de su carrera. Así, sin matices. Enorme.

Al pie del cañón nos quita el miedo del cuerpo que nos ha metido el tema anterior con un gran derroche de hard rock y buen rollo, para ponernos rápidamente meláncolicos en Cóncedeme una vida, esa bonita balada que no puede faltar en ningún trabajo de los riojanos. El corte homónimo nos despierta con un inicio de pura rabia, que va a desemboca en un tema brillante, melódico a la par que cañero y contundente. Una vez más podemos destacar el coro y las líneas de guitarra, de mucha calidad. Por otro lado, son los teclados de cierto aire tétrico los que dominan El Conquistador, un esfuerzo grandilocuente que no va a dejar indiferente a nadie. Por cierto, Jorge Berceo canta realmente bien durante todo el disco, haciendo gala de una notable evolución.

La fiebre del oro fue el primer tema del álbum que se puso en circulación. Me encantó desde la primera vez, y no ha perdido un ápice de su gancho con las escuchas. La letra no deja títere con cabeza, y su estribillo va a dinamitar los escenarios si o si. Imposible no cantarlo a todo pulmón. ¡¡Y que riff!! Recuérdame vuelve a bajar las revoluciones en un medio tiempo de melodías elegantes , pero el destacado final es cosa de Una de piratas, la canción mas divertida de este Supernova, la que más me ha enganchado sin duda alguna. Hasta el punto, y es mucho, de disfrutar de la colaboración de Óscar Sáncho, que nunca ha sido santo de mi devoción. Un tema genuino, sin complejos, perfecto para disfrutar al momento. Si al principio del disco nos trasladaban a la Alemania nazi, la escenografía marinera está aquí conseguida a la perfección.

 

Audio. Zenobia, La fiebre del oro

 

En definitiva, con Supernova estamos ante el que es, sin discusión, el mejor disco de la carrera de ZENOBIA. Con una formación muy interesante, grandes temas que defender e ideas más abiertas a diferentes terrenos e influencias, la carrera de la banda no puede ir más que hacia arriba. Tenemos heavy metal en La Rioja para rato

 

Texto: Paco Sánchez (@cloud1377)
Ilustración: Andrés Miguel

 

Formación de ZENOBIA:

  • Jorge Berceo (Voces)
  • Victor de Andrés (Guitarras)
  • Salva Hache (Bajo)
  • Javi Herrero (Batería)

 

Tracklist de Supernova:

  1. Borraré tu nombre
  2. La última vez
  3. El sueño de un loco
  4. Al pie del cañón
  5. Concédeme una vida
  6. Supernova
  7. El Conquistador
  8. La fiebre del oro
  9. Recuérdame
  10. Una de piratas

 

Escucha Supernova en Spotify

 

 

One thought on “Zenobia: Supernova (Crítica de discos)

  1. Pingback: Zenobia: Pre-escucha de su nuevo disco “Alma de Fuego II” y rueda de prensa en Madrid (27/10/2016) | El Lado Oscuro de la Luna

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


× seis = 6